El colmado-restaurante La Cuina d’en Garriga

Cuina d'en GarrigaSi siempre has tenido ganas de ir a un restaurante desde que oyes hablar de él y el destino te lo pone delante, tiene que ser por algo.

Esto fue lo que me pasó con La Cuina d’en Garriga, un restaurante con aires de bistreau francés situado en Consell de Cent, 308 (esquina con Passeig de Gràcia). Tanto tiempo queriendo ir y mi trabajo se sitúa a dos manzanas. ¡Y a mi que me encantan estas serendípias me faltó tiempo para ir!

HuevosLo primero que os llamará la atención es su entrada con apariencia de colmado. Una gran cantidad de productos de la mejor calidad os da la bienvenida: pastas, quesos, embutidos, frutas y verdura… Cualquier pintor se quedaría un buen rato para inmortalizar esta imagen tan bonita.

A unos pocos metros encontramos las primeras mesas de lo que es propiamente el restaurante. Mesas rústicas de madera, sillas antiguas, utensilios de cocina colgados en las paredes, viejos electrodomésticos… Como si fuera un gran comedor antiguo.

burrataDesde mi primera vez a La Cuina d’en Garriga he ido en varias ocasiones y me ha dado tiempo de conocer sus platos y tener mis favoritos de su carta. No os podéis perder los Huevos de Calaf en cualquiera de sus variedades. En mi caso me quedo con los Estrellados con Patatas y Foie. Otra de sus especialidades es la Burrata fresca de la Puglia con tomate y aceite de albahaca. Sólo os diré una cosa de este plato: probadlo. Si tenéis suerte con las sugerencias del día, quizás podréis conocer la Sobrasada de Cal Rovira con Miel. Os podéis imaginar cómo de espectacular está el contraste del dulce con el salado.

MacarronesPero si de verdad apuesto por el plato estrella de La Cuina d’en Garriga son sus Macarrones de la casa Martelli con queso Comté y Panceta ibérica. Os los podrán explicar de mil maneras pero hasta que no los probéis no me daréis la razón. Y me lo agradeceréis. Son de 10, os lo juro.

El resto de la carta es extensa y variada: tapas, todo tipo de entrantes, carnes y pescados, embutidos gourmet y varios tipos de queso y postres artesanales. Un festival.

SobrassadaOtra de las cosas buenas de La Cuina es que abren desde las 9:30h hasta las 23h, así que puedes marcarte un buen desayuno – convencional entre semana o “de forquilla” los fines de semana – comer a un buen ritmo o cenar sin prisas.

Los culpables de que este proyecto tenga tanto éxito son Helena Rovira y su marido, el francés Olivier Guilland, quienes llevan la cocina de calidad en los genes. Y sino mira su historia, más que curiosa.

Ahora, cuando quiero quedar bien con alguien pienso en La Cuina d’en Garriga, y la verdad es que, hasta el momento, no me ha fallado con nadie ;)

La Cuina d'en Garriga


El Do it Yourself (DIY) de las pizzas en Barcelona

Massa pizzeríaCuando me preguntan cuál es mi comida favorita nunca sé qué decir. Y es que no soy de favoritos; ni colores, ni películas, ni números… Creo que son momentos concretos los que dan el sentido a lo que sea.

Para mí hay un momento clave en la vida de todo ser humano, y es el de dejar atrás los complejos, la bronca que te ha pegado hoy tu jefe y la pelea tonta con tu novio/a esta mañana. Yo le llamo el momento pizza y me llevo a mi mejor amigo a comer una, de lo que sea, y con mucho queso.

Carta MassaHace pocos días descubrí una céntrica pizzería perfecta para estas ocasiones: Massa Barcelona, el Do it Yourself de las pizzas. Se trata del nuevo proyecto de los chicos del Oval y Blitz. Si el concepto de Oval se encuentra en customizarte la hamburguesa a tu gusto, el caso de Massa es el mismo con las pizzas. Atención amantes de los extra de todo, ¡aquí no os mirarán raro!.

Te van a dar hoja, papel y lápiz y tu imaginación se convertirá en la chef del momento. Elige los ingredientes para la masa, los condimentos, el ingrediente principal, los secundarios y los extras. Si te pilla en un día de esos en los que no quieres pensar demasiado, Massa te ofrece 6 pizzas ya montadas.

La masa de las pizzas es fina, como a mí me gusta, y la calidad de los ingredientes es de 10, con lo que puedo afirmar que su relación calidad-precio (un rango de 7€ a 12€ por pizza) es de aprobado con nota.

Los postres no se quedan cortos. Nosotros probamos un helado casero de straciatella pero me han jurado que su tarta de queso con moras es para llorar del gusto.

El local sigue el mismo diseño industrial de Oval, aquello de “informal pero elegante” y que tanto gusta últimamente.

Si te han entrado ganas de visitar Massa es que ya estás tardando demasiado en ir ;)

Massa Barcelona, Mallorca 196, Barcelona. 930 041 426

Puedes leer este artículo en Gastrotalkers


Descubriendo Davita Italian Gastro Market

ComedorHace unos días fui a cenar con mi amiga Elisabeth Campà (Barnachic) y le pregunté por Davita Italian Gatro Market. No era la primera blogger que hablaba de Davita y a juzgar por los comentarios y las fotos que vi, necesitaba referencias de confianza para saber si todo aquello era tan bueno como pintaba. Eli me lo recomendó, y sabiendo lo exigente que es con estas cosas, busqué un hueco del fin de semana y me propuse visitarlo lo antes posible.

MenuDescubrí Davita Market el pasado viernes 29 de mayo. Muy bien situado en pleno centro de Barcelona, en Rosselló 231, entre Balmes y Rambla Catalunya. Era tempranito y todavía no había llegado mucha gente. Perfecto para poder escoger la mejor mesa del restaurante. En la puerta nos recibió una chica muy amable que nos dio una tarjeta y nos explicó el funcionamiento del market: 9 paradas de comida en las que puedes pedir directamente lo que quieres y ver cómo lo cocinan en todo momento.  Cuando haces el pedido, pasas la tarjeta por sus máquinas y todo queda registrado. Al terminar la cena, pagas en la salida. ¡Me encantan este tipo de innovaciones en el sector de la restauración! ¿Qué paradas puedes encontrar? Bebidas y Vinos, Pasta, Pizza, Embutidos italianos, Antipasti y Ensaladas, Tartas y Helados.

DecoraciónLa decoración del local es súper especial, ya que une un estilo italiano y casi vintage , con mesas altas de madera y sillas de diferentes estilos. Algunas zonas del local están decoradas con azulejos y carteles publicitarios. La iluminación es cálida para la noche, pero los ventanales del centro del local dejan pasar la luz del día para la hora de comer.

Davita lleva dos meses desde su inauguración y ha sabido unir con ingenio el concepto (ya casi moda) del mercado gastronómico con unos precios muy ajustados y una calidad excelente. La mayoría de los trabajadores son italianos y la materia prima es artesanal 100%. Tanto es así, que al pedir mi pizza directamente al chef, tuve que recibir ayuda de Sergi Farrés, el propietario de Davita, al ver que no me entendía cuando le preguntaba algunas cosas sobre las pizzas. Fue gracioso, y a mi me encantó el detalle.

ComedorVamos a la comida, que ya estoy hablando demasiado. Ojo a mi elección: pizza Boscaiola, con mozzarella di búfala, crema de setas con trufa negra, bresaola della Vatellina (ternera curada), aceite de trufa blanca y albahaca fresca. Increíble. Y además como me gustan a mi las pizzas, con la masa finita y muchos ingredientes encima, para notar todo su sabor. Lo curioso de la parada de las pizzas se encuentra al realizar el pedido: te entregan un “avisador” que emite un pitido cuando tu comida está lista. Así puedes completar tu menú de parada en parada mientras se cocina la pizza. Esta tecnología ya la usan algunos restaurantes del mundo, pero todavía no ha había visto en ninguno de aquí. ¡Gracias!

Mi novio, que es más de pasta, eligió Tagliatelle con salsa de Tartufo e Funghi. A juzgar por lo rápido que se comió el plato, yo creo que le gustó. Jaja, en serio, llegué a tiempo para probar un poquito y puedo decir que estaba espectacular.

Y nos dejamos un rinconcito en el estómago porque quisimos probar los postres que vimos en sus vitrinas al entrar. ¿Gelatto o Tarta? Ay, yo soy de helados pero es que el Tiramisú me estaba haciendo ojitos. Visto y no visto. De 10.

Lo bueno de Davita Italian Gastro Market es que me quedaron muchas paradas y cosas ricas para probar; los embutidos italianos, los carpaccios, las ensaladas, el resto de tartas… Lo que os decía antes, el precio es tan accesible que me lo puedo permitir cuando quiera. Con algún amigo, en grupo, en familia, para cena romántica o comida informal… En serio, pocos restaurantes he visto últimamente que puedan satisfacer a tantos targets distintos.

Bienvenido Davita, ¡Nos veremos pronto!

Davita Italian Gastro Market, C/ Rosselló 231, Barcelona, 934 61 76 63


Hamburguesas a TU gusto, en Oval

Hamburguesa Oval¿Cómo terminar un día de Sant Jordi de la mejor manera? En mi caso, cenando en Oval, una de las hamburgueserías de las que más se habla en Barcelona. Su ubicación perfecta en la calle Valencia con Enric Granados fue la mejor excusa para conocerla después de un buen paseo por Rambla Catalunya, acompañados de cientos de personas más.

Quisimos ir a cenar bastante temprano. La cantidad de gente que nos encontramos cuando llegamos a Oval nos confirmaba que íbamos a cenar genial. Y no pudimos empezar mejor la noche. Esperando en la barra a que nos dieran mesa, preguntamos a una de sus camareras simpáticas si tenían Wi-Fi. ¡Oh si! ¡Se agradece tanto cuando te entregar un papel ya preparado con las contraseñas! Gracias Oval, 10 puntos de golpe. (Ha sonado un poco enfermo, pero es que mi chico y yo necesitamos la red por trabajo…¡En serio!).

Oval dispone de un equipo de muchos camareros, eficientes y rápidos. Y se agradece en un día así. En no más de 10 minutos tuvimos nuestra mesa preparada. Me encantó su decoración, de estilo nórdico, con mesas enormes de madera, paredes claras y mobiliario sencillo. Vale, ahora ya estamos preparados. Carta Oval

¿Cómo pedimos? Pues con la gracia de una carta en la que tú escoges los alimentos con los que crear TU PROPIA hamburguesa. Con un lápiz vas marcando el tipo de pan que prefieres, qué tipo de carne, tu queso favorito, 4 ingredientes de relleno, la salsa y si te apetece, algún extra. Y si eres un poco vago o no te quedan fuerzas para pensar, te ofrecen 4 tipos de hamburguesa, ya configuradas. ¿Y complementos tienen? Por supuesto, patatas caseras – ultra buenas – , moniatos, como opción sana y nachos. Nos quedamos con las ganas de probar los nachos, que nosotros somos muy de nachos. Una pena, tendremos que volver, ni que sea sólo para probarlos. Y ya que estamos…

¿Y el precio? Pues sorprende y mucho, porque una hamburguesa con bebida te sale a unos 10€. Son enormes, no te quedarás con hambre. Como mucho, si le sumas unas patatas te saldrá por 3€ más. Muy bien.

La atención que recibimos – unos camareros súper amables –, la comida y un ambiente muy chulo (ah, y el WiFi), los coloca en el ranking de locales para recordar y recomendar. Gracias chicos, ¡nos vemos pronto!

Oval, València, 199, Barcelona, 930 102 647