Descubriendo Davita Italian Gastro Market

ComedorHace unos días fui a cenar con mi amiga Elisabeth Campà (Barnachic) y le pregunté por Davita Italian Gatro Market. No era la primera blogger que hablaba de Davita y a juzgar por los comentarios y las fotos que vi, necesitaba referencias de confianza para saber si todo aquello era tan bueno como pintaba. Eli me lo recomendó, y sabiendo lo exigente que es con estas cosas, busqué un hueco del fin de semana y me propuse visitarlo lo antes posible.

MenuDescubrí Davita Market el pasado viernes 29 de mayo. Muy bien situado en pleno centro de Barcelona, en Rosselló 231, entre Balmes y Rambla Catalunya. Era tempranito y todavía no había llegado mucha gente. Perfecto para poder escoger la mejor mesa del restaurante. En la puerta nos recibió una chica muy amable que nos dio una tarjeta y nos explicó el funcionamiento del market: 9 paradas de comida en las que puedes pedir directamente lo que quieres y ver cómo lo cocinan en todo momento.  Cuando haces el pedido, pasas la tarjeta por sus máquinas y todo queda registrado. Al terminar la cena, pagas en la salida. ¡Me encantan este tipo de innovaciones en el sector de la restauración! ¿Qué paradas puedes encontrar? Bebidas y Vinos, Pasta, Pizza, Embutidos italianos, Antipasti y Ensaladas, Tartas y Helados.

DecoraciónLa decoración del local es súper especial, ya que une un estilo italiano y casi vintage , con mesas altas de madera y sillas de diferentes estilos. Algunas zonas del local están decoradas con azulejos y carteles publicitarios. La iluminación es cálida para la noche, pero los ventanales del centro del local dejan pasar la luz del día para la hora de comer.

Davita lleva dos meses desde su inauguración y ha sabido unir con ingenio el concepto (ya casi moda) del mercado gastronómico con unos precios muy ajustados y una calidad excelente. La mayoría de los trabajadores son italianos y la materia prima es artesanal 100%. Tanto es así, que al pedir mi pizza directamente al chef, tuve que recibir ayuda de Sergi Farrés, el propietario de Davita, al ver que no me entendía cuando le preguntaba algunas cosas sobre las pizzas. Fue gracioso, y a mi me encantó el detalle.

ComedorVamos a la comida, que ya estoy hablando demasiado. Ojo a mi elección: pizza Boscaiola, con mozzarella di búfala, crema de setas con trufa negra, bresaola della Vatellina (ternera curada), aceite de trufa blanca y albahaca fresca. Increíble. Y además como me gustan a mi las pizzas, con la masa finita y muchos ingredientes encima, para notar todo su sabor. Lo curioso de la parada de las pizzas se encuentra al realizar el pedido: te entregan un “avisador” que emite un pitido cuando tu comida está lista. Así puedes completar tu menú de parada en parada mientras se cocina la pizza. Esta tecnología ya la usan algunos restaurantes del mundo, pero todavía no ha había visto en ninguno de aquí. ¡Gracias!

Mi novio, que es más de pasta, eligió Tagliatelle con salsa de Tartufo e Funghi. A juzgar por lo rápido que se comió el plato, yo creo que le gustó. Jaja, en serio, llegué a tiempo para probar un poquito y puedo decir que estaba espectacular.

Y nos dejamos un rinconcito en el estómago porque quisimos probar los postres que vimos en sus vitrinas al entrar. ¿Gelatto o Tarta? Ay, yo soy de helados pero es que el Tiramisú me estaba haciendo ojitos. Visto y no visto. De 10.

Lo bueno de Davita Italian Gastro Market es que me quedaron muchas paradas y cosas ricas para probar; los embutidos italianos, los carpaccios, las ensaladas, el resto de tartas… Lo que os decía antes, el precio es tan accesible que me lo puedo permitir cuando quiera. Con algún amigo, en grupo, en familia, para cena romántica o comida informal… En serio, pocos restaurantes he visto últimamente que puedan satisfacer a tantos targets distintos.

Bienvenido Davita, ¡Nos veremos pronto!

Davita Italian Gastro Market, C/ Rosselló 231, Barcelona, 934 61 76 63