El colmado-restaurante La Cuina d’en Garriga

Cuina d'en GarrigaSi siempre has tenido ganas de ir a un restaurante desde que oyes hablar de él y el destino te lo pone delante, tiene que ser por algo.

Esto fue lo que me pasó con La Cuina d’en Garriga, un restaurante con aires de bistreau francés situado en Consell de Cent, 308 (esquina con Passeig de Gràcia). Tanto tiempo queriendo ir y mi trabajo se sitúa a dos manzanas. ¡Y a mi que me encantan estas serendípias me faltó tiempo para ir!

HuevosLo primero que os llamará la atención es su entrada con apariencia de colmado. Una gran cantidad de productos de la mejor calidad os da la bienvenida: pastas, quesos, embutidos, frutas y verdura… Cualquier pintor se quedaría un buen rato para inmortalizar esta imagen tan bonita.

A unos pocos metros encontramos las primeras mesas de lo que es propiamente el restaurante. Mesas rústicas de madera, sillas antiguas, utensilios de cocina colgados en las paredes, viejos electrodomésticos… Como si fuera un gran comedor antiguo.

burrataDesde mi primera vez a La Cuina d’en Garriga he ido en varias ocasiones y me ha dado tiempo de conocer sus platos y tener mis favoritos de su carta. No os podéis perder los Huevos de Calaf en cualquiera de sus variedades. En mi caso me quedo con los Estrellados con Patatas y Foie. Otra de sus especialidades es la Burrata fresca de la Puglia con tomate y aceite de albahaca. Sólo os diré una cosa de este plato: probadlo. Si tenéis suerte con las sugerencias del día, quizás podréis conocer la Sobrasada de Cal Rovira con Miel. Os podéis imaginar cómo de espectacular está el contraste del dulce con el salado.

MacarronesPero si de verdad apuesto por el plato estrella de La Cuina d’en Garriga son sus Macarrones de la casa Martelli con queso Comté y Panceta ibérica. Os los podrán explicar de mil maneras pero hasta que no los probéis no me daréis la razón. Y me lo agradeceréis. Son de 10, os lo juro.

El resto de la carta es extensa y variada: tapas, todo tipo de entrantes, carnes y pescados, embutidos gourmet y varios tipos de queso y postres artesanales. Un festival.

SobrassadaOtra de las cosas buenas de La Cuina es que abren desde las 9:30h hasta las 23h, así que puedes marcarte un buen desayuno – convencional entre semana o “de forquilla” los fines de semana – comer a un buen ritmo o cenar sin prisas.

Los culpables de que este proyecto tenga tanto éxito son Helena Rovira y su marido, el francés Olivier Guilland, quienes llevan la cocina de calidad en los genes. Y sino mira su historia, más que curiosa.

Ahora, cuando quiero quedar bien con alguien pienso en La Cuina d’en Garriga, y la verdad es que, hasta el momento, no me ha fallado con nadie ;)

La Cuina d'en Garriga


Comida original en Semproniana

SempronianaIr a comer al Semproniana de Ada Parellada es como ir a comer a casa de tu tía, la tía cariñosa, que te habrá cocinado tus platos favoritos y les habrá puesto algo diferente para hacerlos especiales. Además, la decoración del restaurante lo hace muy personal y cercano, con paredes de colores, objetos reciclados y muebles antiguos, como si fuera un cuento.
SempronianaPara comer, tienes una opción buenísima de menú por 15,75€ los días entre semana que incluye dos platos, postre y agua o copa de vino. Nosotros nos decidimos por probar distintos platos de la carta, que se distribuyen en tallas S, M y L, dependiendo del hambre que tengas y las ganas de compartir. Allá van: Macarrón relleno de butifarra negra, el hit del Semproniana. Imagina todo el sabor de la buti negra combinado con pasta al dente y una bechamel tradicional. Ese, ese es el plato al que me refería que hacen con cariño. Para original, la Tierra de cuscús y verduras del huerto, que sirven en un tiesto muy simpático. Para título espectacular, el de las Gambas exóticas marinadas al momento, que para el verano quedaba muy bien. Exóticas y muy buenas, que conste. Terminamos con algo más clásico, un Bacalao con miel y romero, muy suave. Y para el dulce -que no falte- un “Pessic” de zanahoria y yogurt, para no olvidar que me estoy volviendo adicta a este postre. No sea caso… ;)

SempronianaLo sorprendente de Ada no termina con estas fórmulas, porque existe un menú Pícnic por 25€ para comer en el local, y que será la próxima cosa que pruebe cuando vuelva al Semproniana. ¡Incluye mini barbacoa sobre la mesa para hacerla a tu gusto! Y si eres sub-30 (un afortunado de menos de 30 años), escoge este menú y cena pagando por la edad que tengas.

Semproniana

¿Más cosas? Menús de grupo y una larguísima lista de talleres y actividades para hacernos ver que la comida es un placer desde que la preparas hasta que la disfrutas en la mesa. ¡Gracias Ada!

Semproniana, C/Rosselló 148, Barcelona, 934 531 820


El descubrimiento de Grill Room Restaurant

HamburguesaÚltimamente han aparecido muchos restaurantes donde su especialidad son las ”hamburguesas gourmet”. Pero son muy pocos los que, aparte de hamburguesas ofrecen todo eso y mucho más. Y de muchísima CALIDAD. Es el caso de Grill Room Restaurant, una joya modernista situada en pleno barrio Gótico, en la calle Escudellers, 8.

TapasGrill Room pertenece al Grupo Andilana, cosa que nos asegura de que vamos a cenar bien. Unos ventanales preciosos del 1902 me sorprenden desde la entrada. Un restaurante especializado en carnes al grill con este estilo como presentación me genera mucha curiosidad. ¡Vamos allá!

Una buena amiga me había recomendado con creces sus hamburguesas. Al principio me resistía, porque soy muy fan de las burgers y no quería acabar siempre pidiendo lo mismo, y más cuando vi en su carta la extensa gama de platos de los de caer la baba. Oye, que si, que me pido una hamburguesa y además algo para picar de primero. ¡Y bingo!

TapasNos dejamos aconsejar por la camarera, la simpatíquísima Ziban. Un platillo de Jamón Ibérico con Coca de pan crujiente y su tapa estrella Berenjenes fritas a la Miel de soja. Si la probáis entenderéis fácil porque la llaman la tapa estrella ;)

Para hablar de la hamburguesa, primero nos quitaremos el sombrero. ¡Bravo! Y es que para que una hamburguesa sorprenda, no hay que crear la más original, ni ponerle los ingredientes más innovadores posibles. Si la carne es de primera calidad podría ir hasta desnuda. Aquí se nota la especialidad de Grill Room, y me hace pensar que la próxima vez que vaya voy a probar su ternera de los Pirineos Catalanes.

PostreNuestras hamburguesas: una Californiana, con aguacate, queso cheddar, lechugas, tomate, mahonesa y cebolla confitada y una Corral, con escalopines de pollo rebozado, lechugas, tomate y salsa César. Burger-adictos, ¡probad Grill Room!

La verdad es que para el postre no me quedaba espacio porque aquí las cantidades son abundantes pero vi el Gintonic en Texturas en su carta y pequé… Tal cual, un pecado de gelatina de Ginebra, con sorbete de limón y espuma de tónica. ¡Qué pasada!

ModernismoY la buena noticia la dejo para el final: Grill Room Restaurant ofrece una buenísima relación calidad-precio,  ya que la cuenta de esta cena no sobrepasa los 25€ por persona. Y si eres de los que tienen la suerte de pasar por allí un mediodía entre semana, disponen de un menú por 11€ y menús especiales los fines de semana y noches.

¿Quién se apunta conmigo para la próxima visita?

Grill Room Restaurant, C/Escudellers nº8, 931 157 156, Barcelona


Un nuevo must que se llama Bar But

InteriorDulce, bonito, acogedor, cómodo… Ya es la segunda vez que visito Bar But y casi, casi me he sentido como en casa. El otro día pasé una tarde en el But con un buen amigo, compartiendo una de esas conversaciones inspiradoras, frescas y esperanzadoras que recargan pilas. Y acabo de decidir que este local será el escogido para mí las próximas veces que me digan de hablar de trabajo, de la vida, de las tonterías del mundo o para reir (lo más importante). Y es que el Bar But se lo ha ganado. Situado en Gracia, si lo visitas te enamoras seguro

InteriorDecorado de la manera más deliciosa por el estudio de interiorismo de Neus Casanova, las paredes en tonos pastel, las luces pequeñas y delicadas y los detalles en madera hicieron un fall in love  cuando lo conocí. Desde una caña, un café, o una carta original de platos como el Tartar de Salmón con Aguacate y Mayonesa de Wasabi, un Hummus espectacular o el Steak Tartar. Esa tarde pude probar las Bravas Bar But y tenían un final crujiente que las hacía diferentes. Además, cada jueves es “La Bomba” con una cerveza Brutus y una bomba por 4,50€. Yo ya tengo el plan montado para un jueves de estos (o para más de uno).

Inetrior¡Ah! El PUNTAZO, así en mayúsuclas, es que son Tech-friendly. Tienen un enchufe debajo-de-cada-mesa y una clave de WIFI dando la bienvenida. Adictos al móvil, asiduos a trabajar con el portátil en los bares, este es un buen lugar. 

Mañanas de sábado perfectas para ir a trabajar o desayunos para disfrutar, tardes de cervezas con amigos, cenas de calidad. ¿Cuándo lo visitas tú?

Bar But, C/Bonavista nº 8, 933 60 71 28, Barcelona

Interior

Interior

Interior


Brunchs perfectos, en Federal Cafe Barcelona

BrunchLos domingos nos los tomamos diferentes si sabemos que lo vamos a empezar con un brunch. Sí amigos, ahora  ya no es el último día de la semana, el día de resaca o de bajón. Es el día de tomarnos tooodo el tiempo del mundo para saborear platos que no estamos acostumbrados a comer. Y mientras los disfrutamos, compartimos, reímos, arreglamos el mundo, miramos por la ventana, hacemos fotos (lo siento, serán solo 30 segundos como mucho), y hasta nos da tiempo a repetir algún plato. La ventaja del brunch es que lo empiezas prontito por la mañana y lo terminas cuando quieres,  ¡el tiempo pasa volando!

BrunchClaro que lo que también importa es saber escoger bien el lugar y yo tengo muchas ganas de hablarte de Federal Café, en este caso el del  Gòtic. Federal lleva el nombre de una pequeña ciudad Australiana. Todo un gancho para los que nos gustan las fórmulas extranjeras. La luz que percibes desde los grandes ventanales iluminan cada rincón de la mesa y las paredes están hechas de tochos tradicionales. Las cañerías vistas le dan este toque neoyorquino o berlinés que tanto gusta. Y a nosotros nos ha gustado.

BrunchSu oferta gastronómica es impecable y variada, siendo la mayoría de alimentos de procedencia ecológica y de proximidad. Cuando te levantas un domingo con todo el hambre preparada, se hace difícil qué escoger de su carta. Para no perder la tradición de comer huevos durante el brunch, pedimos unos Florentina con Espinacas y Parmesano, unas Bruschettas de Queso de Cabra y Cebolla Caramelizada y un Croissant con puré de Frambuesas y Queso Marcarpone para dar el dulce del final. Para beber, nos decantamos por un Rapsberry Jam y un Pinneaple Sunset fresquitos.

BrunchHasta ahí la teoría. El parmesano de los huevos tenía la textura perfecta para hacer contraste con el crujiente de las espinacas y el dulce de la cebolla con el gusto fuerte del feta es un clásico de los que nunca falla. Pero de los que están bien hechos, además. El croissant siempre lo tiene más fácil a la hora de gustar, pero para qué negar que las frambuesas y el mascarpone le daban mucha gracia. ¡Que buenísimo todo!

Un día dije que me aficionaría a lo de los brunch y hasta ahora no me había puesto por la labor. Ahora ya miro el próximo que me sorprenda. Quizás sea el Federal de Sant Antoni, o quizás me escape al de Madrid a Valencia, que no suena mal como excusa de viaje, ¿no crees?

Federal Café Barcelona (Gòtic), Passatge de la Pau, 11, Barcelona, 932 808 171

 


Tapas creativas en Logos Berguedà

Logos BerguedàHace un tiempo alguien me dijo: “Tú, que tienes familia en la provincia de Berga, tienes que ir a un restaurante muy chulo que está muy cerca de allí, que es muy de tu estilo. Se llama Logos Berguedà”. Y yo, que soy mucho de escuchar palabras sabias, me apunté en la agenda un día para visitarlo, aprovechando un fin de semana de celebración por la zona.

Logos BerguedàLogos Berguedà está situado en la colonia de l’Ametlla de Merola (Puig-Reig), a 20 km de Berga. Mira, se me ocurre un plan perfecto para ir a comer un dia, durante la tradicional escapada a La Patum de cada año, o la típica excursión boletaire con los amigos. Que si, esos días que hacemos como que no somos “tan de ciudad” y hasta se nos pega el acento de pueblo… (Es brooooma!) Pero recordad este lugar cuando no conozcáis lugar para comer en la zona y queráis quedar – y quedaros – bien.

Los que me conocen me lo recomendaron porque saben que yo soy muy del picoteo. Y es que en Logos ofrecen una carta llena de platos de tapas creativas y de mucha calidad para compartir entre los comensales, como primer plato. De segundo, encontramos sus “Clàssics Logos” para poner el punto más consistente de la comida. Pero si lo prefieres, puedes hacer una combinación de todo. El personal majísimo de Logos os aconsejará en todo momento en función de las personas que seáis y ritmo de comida que os guste. Chapeau!

Logos Berguedà

Os dejo fotos de la carta para que veáis todas las delicias de que disponen. En mi caso, pedimos un surtido de tapas a compartir. No sabría deciros cuál me gustó más porque todas superaban el excelente, pero como curiosas y originales podría destacar el Bombón de foie (¡que sabía a chocolate!), la Tempura de Verduras con all-i-oli de Apio, o la Pluma Ibérica al Idiazábal. No os perdáis la Pluma, un espectáculo.

Yo soy de las que me guardo un rincón para lo dulce, y más en este caso porque ya me habían advertido que los postres de Logos los traían del obrador de pastelería artesana en Avià,  que una vez descubrí por sus famosas trufas – las mejores del mundo mundial -. Ese día un Tiramisú de los mejores que he probado puso el punto final a mi comida. Siento no tener foto, imaginad que tenía la misma buenísima pinta que el sabor, por eso no me dio tiempo a hacerla, a veces me pasan estas cosas… :P

¿Siguiente paso? Abrid agendas, calendarios en el móvil, quedadas pendientes… En Logos Berguedà, a sólo 45 minutos de Barcelona y tendréis la escapada perfecta. Y es que a veces pecamos de no salir más de la ciudad, ¿no os parece?

Logos Berguedà

Logos Berguedà

Logos Berguedà, Plaça de l’Esglèsia 5-6, 938 204 193, l’Ametlla de Merola, Puig-Reig (Barcelona)

 


Las mejores crêpes, en Crêperie Bretonne Annaick

Crêperie Bretonne AnnaickYa llevo unos cuantos meses escribiendo sobre restaurantes y experiencias en el blog y todavía no he hablado de mi restaurante favorito. Es esa sensación de algo que quieres conservar muy mucho, como si fuera un secreto. Y no será que no lo comparta con los míos, ya que cada persona que he llevado a este restaurante es alguien especial. Familia, novios, exnovios, amigos, superamigos… Conocidos no, a los conocidos no me los llevo. Hoy os descubro Crêperie Bretonne Annaick, en la Vila Olímpica. Ojo que se puede convertir en uno de vuestros favoritos también. Allá va.

Crêperie Bretonne AnnaickSituado debajo del pez de Frank Gehry, justo detrás del hotel Arts se encuentra esta crepería tan peculiar. ¿Qué tiene de particular? Pues ni más ni menos que un autobús dentro. Sisi, un bus, con toda su estructura, sus ruedas y su volante pero, además, con una cocina vista dentro. Esta es la magia de Creperie Bretonne Annaick, un espacio pequeño pero bien pensando para que quepa este monstruo allí dentro. A mi me parece encantadora. Me lo pareció hace por lo menos doce años, que es cuando la descubrí, por casualidad, buscando creperías.

Crèperie Bretonne AnnaickPero no estamos hablando de una crepería convencional. En Annaick utilizan el trigo sarraceno como base de sus crêpes, lo que ellos llaman galettes, especialidad de la Bretaña francesa. Una masa fina y salada que juega con múltiples combinaciones originales de sabores. Os dejo la carta, para que veáis de qué os hablo. Yo soy una clásica de las de jamón y queso, pero cuando me quiero dejar sorprender, arriesgo un poco más, como con la Poulette (champiñones, pollo, emmental y crema de leche) o con la Pont Aven (huevo, jamón dulce, salsa de puerros, crema de leche y cebollino). Podéis completar el menú con alguna de sus enooormes ensaladas, tablas de embutidos o tortillas. Y para el postre, deleitaros con una de sus crêpes dulces – aquí ya no son las de sarraceno – o sus también enooormes copas de helado. Con hambre no te quedas.

Crêperie Bretonne AnnaickDada mi afición por Crêperie Bretonne Annaick de Barcelona, he visitado expresamente también la de Girona y si se da la ocasión, me encantaría probar también el resto de locales que tienen en Vigo, Valencia, Manresa, Lleida y – ojalá – Colliure, en Francia.

¡Ah! Como curiosidad, os contaré que los manteles de las mesas son cartoncillos blancos de papel, para que podamos dibujar lo que queramos con los plastidecor que nos dejan en la mesa, mientras esperamos que nos traigan la comida. Si la obra de arte que dejéis vale la pena, os la colgarán en la pared del restaurante. ¡La decoración del local vale mucho la pena!

¿Qué más os voy a contar yo de mi restaurante favorito? A partir de ahora, prefiero que lo visitéis y me expliquéis vosotros qué os ha parecido.

 

Creperie Bretonne Annaick, Ramón Trias Fargas 2-4, 932 211 599

Crêperie Bretonne Annaick

Crêperie Bretonne Annaick

Crêperie Bretonne Annaick

Crêperie Bretonne Annaick


Petra, un restaurante para quedar bien

Huevos con Setas y Butifarra EsparracadaCuando tengas una cita especial con alguien, piensa en Petra. Cuando tus amigos te digan de buscar un sitio chulo para cenar, acuérdate de Petra. Cuando tu familia te diga – tú que conoce sitios bonitos, llévanos de una vez – sorpréndeles con Petra.

La magia de este restaurante se encuentra en pleno barrio del Born, justo delante de la Basílica de Santa Maria del Mar. Quizás de entrada piensas que será un sitio bastante caro por la comida que darán, dada su localización, pero no es así. Y es justamente por eso que me encanta Petra. Cocina mediterránea creativa con algunos toques exóticos en raciones más que correctas y un precio muy asequible.

CarpaccioEntrando en detalles, visité Petra con mi pareja el pasado viernes para celebrar algo especial (ojo a los que tengáis que celebrar, este es un buen lugar). Reservamos mesa unos días antes porque eso sí señores, Petra tiene mucho éxito, ya veréis que no es casualidad. Al llegar, un simpatiquísimo Samuel, uno de los dueños, nos sentó en nuestra mesa, al lado de unas ventanas preciosas decoradas con vidrieras emplomadas de colores. El techo estaba decorado con lámparas de cubiertos y los muebles pueden recordar a los de casa de tu abuela. Pero en fino y bonito, con mucha gracia. Un estilo modernista yo diría.

Pollo a la Plancha con BalsámicoSabía que estaba en un buen restaurante cuando llovía a mares en Barcelona y la gente esperaba en la puerta para conseguir mesa. Mientras me alegraba de estar ahí dentro, empezamos a comer los platos que escogimos. ¡Y qué buena elección! Carpaccio tándem de ternera y foie y Huevos con Setas y Butifarra Esparracada. Qué bestia. El carpaccio sabrosísimo con el toque perfecto de foie se deshacía en la boca. De los huevos quiero destacar la puntilla perfecta que tenían. Samuel y Joan, ¡felicitad al cocinero de mi parte!

TiramisúLos segundos siguieron sorprendiendo; un finísimo Pollo a la plancha sobre base de patata y crema balsámica y el sobre de Salmón con Verduras, coco y curry. Este es el toque éxito de mi cena que os comentaba al principio, es espectacular.

Para el postre, que pocas veces perdono, fui una clásica… Me pedí el Tiramisú y me alegro mucho de haberlo hecho. Soy muy fan de este postre y este se queda una de mis notas más altas. Aplauso otra vez.

Todos estos platos, ración de pan y 3 bebidas por 25€ por persona. Bien, ¿no? Además, si sois de los que optáis por ir en grupo, en Petra tienen un menú degustación que vale mucho la pena.

Animaros a visitarlo sea cual sea vuestro motivo. Y de paso, saludad a Samuel de mi parte ;)

 

Petra, C/Sombrerers nº13, 93 319 99 99, Barcelona

Sobre de Salmón cerrado

 

Sobre de Salmón abierto

Interior

 


Calidad y originalidad, en Santamasa

SantamasaHay restaurantes que son especiales y no sabes por qué. Otros, que lo sabes perfectamente. En mi caso, el restaurante Santamasa, en Sabadell, combina aquello que fue una cena especial y la manera con la que más disfruto comiendo. De tapeo.

Pero de aquel tapeo bueno, en el que está cuidada hasta la última pipa de la ensalada y la cebolla está caramelizada al punto perfecto. Ese tapeo.

SantamasaSituado en la calle Gràcia nº2, en pleno centro, ofrece una carta súper extensa de tapas, pizzas, cocas, ensaladas, carpaccios, embutidos variados, fondues… Añadid automáticamente “buenísimo” detrás de cada variedad, por eso de no sonar repetitivo. En serio, si sois amantes de este tipo de cocina y estáis en Sabadell viviendo o de paso, no os lo podéis perder. En serio, luego me lo agradeceréis ;)

He visitado Santamasa un par de veces y todo lo que he probado ha sido de 10. Yo le daría especial protagonismo a los Champiñones rellenos de Jamón Ibérico, cebolla, mayonesa de miel y parmesano y a la Ensalada de Salmón, guacamole, rúcula, cremoso de mostaza, sésamo y pan negro. Un espectáculo. Tampoco quiero dejar de mencionar el Guacamole casero con Nachos. Con lo de casero ya lo digo todo. He probado también las Quesadillas Mejicanas con Jamón y Queso y la Pizzeta de Butifarra, setas y cebolla. Es que a mi todo lo que lleve queso…

SantamasaLo bueno en Santamasa es que todavía me quedan muchos platazos por probar. Más de 50 platos para el disfrute máximo. Tengo súper pendiente las cocas y las hamburguesas, que veo la carta y todavía no me decido. Ansiando también sus desayuno o meriendas deliciosas… Santamasa abre de 8:00 a 24:00h.

Hablábamos de un restaurante especial, ¿no? Pues no me quedo sólo con la comida sino que le doy otro 10 al espacio. Un ambiente cálido y muy acogedor, con mesas de madera y sillas vintage. Y como punto, sus cristaleras de colores y ventanales que dan a la terraza de la calle peatonal. Además, en la planta de arriba cuenta con una mesa cuadrada perfectamente enorme para los grupos grandes. Perfecto para celebraciones.

Yo lo descubrí hace casi un año, disfrutando de su comida en la terracita, perfecta para el verano. ¡Anímate tu también y déjate caer por allí una noche de estas! Eso si, ve prontito porque quizás te toca esperar. Pero ten paciencia, ¡que vale la pena!

Santamasa, c/Gràcia nº2, 937 27 61 03, Sabadell (Barcelona)

Santamasa

 

Santamasa

 

Santamasa

 

Santamasa


Un fin de semana en el Palauet de Monells

Sala de estarSi te preguntan cómo te imaginas un fin de semana perfecto, ¿qué respondes? ¿Y si te digo que el mejor fin de semana se encuentra a tan sólo una hora y media de Barcelona? Si señores, no hace falta que nos dejemos la piel ni el bolsillo, porque lo tenemos a nuestro alcance. Os quiero presentar El Palauet de Monells, un precioso hotel situado en el Baix Empordà.

El sábado pasado me esperaba una gran sorpresa. El día 20 de este mes fue mi cumpleaños y mi novio me planeó esta escapada. Mantuvo el lugar en secreto hasta el final y lo hizo – si puede ser – todavía más encantador (Novios del mundo, tomad nota de esto porque podéis quedar como un rey con vuestras princesas).

Las 11 del mediodía y llegamos al encantadoooor pueblo medieval de Monells. La anécdota del día fue la de encontrarnos de pleno con la grabación de la segunda parte de la película “8 Apellidos Vascos”. No puedo dar detalles porque sino me cortan la lengua pero tiene muy buena pinta. La acción transcurre en varios pueblos de la costa catalana, con eso os lo digo todo. Y además, uno de los escenarios es El Palauet. Vamos, exitazo.

SajolidaEntre cámaras, actores y walkie talkies nos dejaron entrar al centro del pueblo, donde se encuentra El Palauet. Al llegar al hotel, nos recibió la capitana del barco, Pilar. Ella es, sencillamente, la esencia del Palauet. Con una sonrisa de oreja a oreja nos llevó a nuestra habitación, Espígol. ¡Preciosa! El resto de habitaciones tienen nombre tan bonitos como Salvia, Sajolida, Romaní, Farigola y Menta. Un total de 6 habitaciones forman este hotel, que antes fue una casa señorial y ahora acoge a los huéspedes más afortunados.

Después de dejar las maletas, Pilar y su madre, también Pilar, y también un amor, nos enseñaron la casa entera. Admito que el hotel es precioso y tiene un encanto que lo hace especial, pero si hay algo que pone la guinda a ese pastel es la zona de spa con piscina y jacuzzi. Acceso libre con el precio de la habitación. ¡Quería ir ya! Pero el día era largo y aprovechamos para ir a comer una paella a Tamariu, a tan sólo 20 minutos y visitar por la tarde el castillo que Dalí regaló a Gala, en Púbol.

DesayunoEntonces si, las 7 de la tarde y unas ganas locas de probar la piscina y el spa. Disfrazados con albornoz y zapatillas, bajamos a la planta baja y nos relajamos durante una hora entre burbujas. Lu-ja-zo. Después del spa, nos arreglamos un poco para ir a cenar. Otro lujo, porque justo delante de El Palauet encontramos el restaurante El Roura Blanch, de comida casera típica catalana, con un trato muy amable y comida exquisita. ¿He dicho ya que en Monells son todos encantadores?

Y el domingo no pudo empezar de mejor manera. Me esperaba otra sorpresa por mi cumpleaños: un masaje relajante de 1 hora en el spa del hotel. ¡Oh, sí! Quien me conoce bien saben que me encantan los masajes. ¿Podía mejorar el fin de semana? Pues si, porque antes de entrar nos esperaba un ESPECTACULAR desayuno en la terraza del hotel preparado con todo el cariño por Pilar y su madre. Con la foto creo que sobran las palabras…

Y entonces llegó el masaje. La simpatiquísima Conxita me recibía con sus manos de ángel que me hicieron disfrutar de la horaSpa y Jacuzzi más placentera del domingo. ¡Qué manos! Si Monells no fuera tan bonito, seguro que la convencía para que se viniera a Barcelona conmigo para que me hiciera una masaje cada semana, ¡os lo juro! Pero las horas en el Palauet terminaban, no sin antes disfrutar de su terraza, tomando el sol en sus sofás y volviendo poco a poco a la realidad. Nos despedimos de Pilar y de su madre y les prometimos que volveríamos. Pero una promesa de las que se cumplen, ¿eh? ¡Cómo no vamos a volver!

Me haría mucha ilusión que conocierais El Palauet, de verdad. Y no hace falta que tengáis un motivo que celebrar. ¡El mejor fin de semana os está esperando!

El Palauet de Monells, Plaça Jaume I, 1, Monells (Girona), 972 630 012

Para info y reservas: info@elpalauetdemonells.com