Inauguración Timesburg Sant Pau

TimesburgY lo han vuelto a hacer. Sergi Ibáñez, Maiol Rodriguez y Ángel Rodríguez inauguraron el jueves pasado el que es su cuarto restaurante Timesburg, esta vez en la calle Rosselló 520. Entre muchos amigos y una música en directo deliciosa como su comida, nos encontramos unos cuantos afortunados para probar distintas variedades de sus conocidas hamburguesas.

Timesburg Sant Pau reunió a periodistas y bloggers gastronómicos, foodies, instagramers, diseñadores y mucha gente maja en general. Pero si alguien se lleva el premio en eso de ser majos son los camareros, soy muy fan del personal de Timesburg, de verdad. Chicos, sois de 10 ¡felicidades! Y claro, luego está la compañía de la noche. Caras como Daniel Arbós, Betsy Sabaté, Ivo Serrano, Daniel Alonso, Oliver Montiel, Dora Sicart, DavidHoraldelBagel, Brigadeirosebarcelona, Addictsmile… y una lista de invitados que no me dio tiempo a saludar.

TimesburgAhora vamos a lo que interesa, a la protagonista de la noche… a LA HAMBURGUESA de Timesburg. Esa combinación perfecta de ingredientes con su pan específico y el sello final e inconfundible del local. De su carta, pudimos probar La Kobe, Massimo, La D.F., Cabra y Osaka. Esta vez me quedo con la Massimo, con carne de ternera 100%, queso parmigiano, tomate secos, rúcula, semillas de girasol, cebolla y mayonesa Timesburg. ¡Qué descubrimiento!Timesburg Poblenou

Quiero volver a mencionar sus espectaculares patatas fritas, tal y como ya hice en el post que escribí sobre Timesburg poblenou hace unos meses. ¡Es que no son una patatas fritas corrientes! Las tenéis que probar de verdad, son de esas que luego acaban apareciendo en los top10 de blogs gastronómicos. Ya veréis.

En definitiva, una noche de jueves que pareció de fin de semana, de fiesta, de amigos y buen rollo, y sobre todo, más que buenísimas hamburguesas. Amigos de Timesburg, ¿cuándo será la próxima?

Timesburg Sant Pau, C/ Rosselló 520

Timesburg Poblenou, C/ Pujades 168, Barcelona, 933 28 51 88

Timesburg Eixample, C/París 95, Barcelona, 936 67 74 54

Timesburg Sants, C/ Moianès 75, Barcelona, 934616149


Las mejores crêpes, en Crêperie Bretonne Annaick

Crêperie Bretonne AnnaickYa llevo unos cuantos meses escribiendo sobre restaurantes y experiencias en el blog y todavía no he hablado de mi restaurante favorito. Es esa sensación de algo que quieres conservar muy mucho, como si fuera un secreto. Y no será que no lo comparta con los míos, ya que cada persona que he llevado a este restaurante es alguien especial. Familia, novios, exnovios, amigos, superamigos… Conocidos no, a los conocidos no me los llevo. Hoy os descubro Crêperie Bretonne Annaick, en la Vila Olímpica. Ojo que se puede convertir en uno de vuestros favoritos también. Allá va.

Crêperie Bretonne AnnaickSituado debajo del pez de Frank Gehry, justo detrás del hotel Arts se encuentra esta crepería tan peculiar. ¿Qué tiene de particular? Pues ni más ni menos que un autobús dentro. Sisi, un bus, con toda su estructura, sus ruedas y su volante pero, además, con una cocina vista dentro. Esta es la magia de Creperie Bretonne Annaick, un espacio pequeño pero bien pensando para que quepa este monstruo allí dentro. A mi me parece encantadora. Me lo pareció hace por lo menos doce años, que es cuando la descubrí, por casualidad, buscando creperías.

Crèperie Bretonne AnnaickPero no estamos hablando de una crepería convencional. En Annaick utilizan el trigo sarraceno como base de sus crêpes, lo que ellos llaman galettes, especialidad de la Bretaña francesa. Una masa fina y salada que juega con múltiples combinaciones originales de sabores. Os dejo la carta, para que veáis de qué os hablo. Yo soy una clásica de las de jamón y queso, pero cuando me quiero dejar sorprender, arriesgo un poco más, como con la Poulette (champiñones, pollo, emmental y crema de leche) o con la Pont Aven (huevo, jamón dulce, salsa de puerros, crema de leche y cebollino). Podéis completar el menú con alguna de sus enooormes ensaladas, tablas de embutidos o tortillas. Y para el postre, deleitaros con una de sus crêpes dulces – aquí ya no son las de sarraceno – o sus también enooormes copas de helado. Con hambre no te quedas.

Crêperie Bretonne AnnaickDada mi afición por Crêperie Bretonne Annaick de Barcelona, he visitado expresamente también la de Girona y si se da la ocasión, me encantaría probar también el resto de locales que tienen en Vigo, Valencia, Manresa, Lleida y – ojalá – Colliure, en Francia.

¡Ah! Como curiosidad, os contaré que los manteles de las mesas son cartoncillos blancos de papel, para que podamos dibujar lo que queramos con los plastidecor que nos dejan en la mesa, mientras esperamos que nos traigan la comida. Si la obra de arte que dejéis vale la pena, os la colgarán en la pared del restaurante. ¡La decoración del local vale mucho la pena!

¿Qué más os voy a contar yo de mi restaurante favorito? A partir de ahora, prefiero que lo visitéis y me expliquéis vosotros qué os ha parecido.

 

Creperie Bretonne Annaick, Ramón Trias Fargas 2-4, 932 211 599

Crêperie Bretonne Annaick

Crêperie Bretonne Annaick

Crêperie Bretonne Annaick

Crêperie Bretonne Annaick


Petra, un restaurante para quedar bien

Huevos con Setas y Butifarra EsparracadaCuando tengas una cita especial con alguien, piensa en Petra. Cuando tus amigos te digan de buscar un sitio chulo para cenar, acuérdate de Petra. Cuando tu familia te diga – tú que conoce sitios bonitos, llévanos de una vez – sorpréndeles con Petra.

La magia de este restaurante se encuentra en pleno barrio del Born, justo delante de la Basílica de Santa Maria del Mar. Quizás de entrada piensas que será un sitio bastante caro por la comida que darán, dada su localización, pero no es así. Y es justamente por eso que me encanta Petra. Cocina mediterránea creativa con algunos toques exóticos en raciones más que correctas y un precio muy asequible.

CarpaccioEntrando en detalles, visité Petra con mi pareja el pasado viernes para celebrar algo especial (ojo a los que tengáis que celebrar, este es un buen lugar). Reservamos mesa unos días antes porque eso sí señores, Petra tiene mucho éxito, ya veréis que no es casualidad. Al llegar, un simpatiquísimo Samuel, uno de los dueños, nos sentó en nuestra mesa, al lado de unas ventanas preciosas decoradas con vidrieras emplomadas de colores. El techo estaba decorado con lámparas de cubiertos y los muebles pueden recordar a los de casa de tu abuela. Pero en fino y bonito, con mucha gracia. Un estilo modernista yo diría.

Pollo a la Plancha con BalsámicoSabía que estaba en un buen restaurante cuando llovía a mares en Barcelona y la gente esperaba en la puerta para conseguir mesa. Mientras me alegraba de estar ahí dentro, empezamos a comer los platos que escogimos. ¡Y qué buena elección! Carpaccio tándem de ternera y foie y Huevos con Setas y Butifarra Esparracada. Qué bestia. El carpaccio sabrosísimo con el toque perfecto de foie se deshacía en la boca. De los huevos quiero destacar la puntilla perfecta que tenían. Samuel y Joan, ¡felicitad al cocinero de mi parte!

TiramisúLos segundos siguieron sorprendiendo; un finísimo Pollo a la plancha sobre base de patata y crema balsámica y el sobre de Salmón con Verduras, coco y curry. Este es el toque éxito de mi cena que os comentaba al principio, es espectacular.

Para el postre, que pocas veces perdono, fui una clásica… Me pedí el Tiramisú y me alegro mucho de haberlo hecho. Soy muy fan de este postre y este se queda una de mis notas más altas. Aplauso otra vez.

Todos estos platos, ración de pan y 3 bebidas por 25€ por persona. Bien, ¿no? Además, si sois de los que optáis por ir en grupo, en Petra tienen un menú degustación que vale mucho la pena.

Animaros a visitarlo sea cual sea vuestro motivo. Y de paso, saludad a Samuel de mi parte ;)

 

Petra, C/Sombrerers nº13, 93 319 99 99, Barcelona

Sobre de Salmón cerrado

 

Sobre de Salmón abierto

Interior

 


Descubriendo Davita Italian Gastro Market

ComedorHace unos días fui a cenar con mi amiga Elisabeth Campà (Barnachic) y le pregunté por Davita Italian Gatro Market. No era la primera blogger que hablaba de Davita y a juzgar por los comentarios y las fotos que vi, necesitaba referencias de confianza para saber si todo aquello era tan bueno como pintaba. Eli me lo recomendó, y sabiendo lo exigente que es con estas cosas, busqué un hueco del fin de semana y me propuse visitarlo lo antes posible.

MenuDescubrí Davita Market el pasado viernes 29 de mayo. Muy bien situado en pleno centro de Barcelona, en Rosselló 231, entre Balmes y Rambla Catalunya. Era tempranito y todavía no había llegado mucha gente. Perfecto para poder escoger la mejor mesa del restaurante. En la puerta nos recibió una chica muy amable que nos dio una tarjeta y nos explicó el funcionamiento del market: 9 paradas de comida en las que puedes pedir directamente lo que quieres y ver cómo lo cocinan en todo momento.  Cuando haces el pedido, pasas la tarjeta por sus máquinas y todo queda registrado. Al terminar la cena, pagas en la salida. ¡Me encantan este tipo de innovaciones en el sector de la restauración! ¿Qué paradas puedes encontrar? Bebidas y Vinos, Pasta, Pizza, Embutidos italianos, Antipasti y Ensaladas, Tartas y Helados.

DecoraciónLa decoración del local es súper especial, ya que une un estilo italiano y casi vintage , con mesas altas de madera y sillas de diferentes estilos. Algunas zonas del local están decoradas con azulejos y carteles publicitarios. La iluminación es cálida para la noche, pero los ventanales del centro del local dejan pasar la luz del día para la hora de comer.

Davita lleva dos meses desde su inauguración y ha sabido unir con ingenio el concepto (ya casi moda) del mercado gastronómico con unos precios muy ajustados y una calidad excelente. La mayoría de los trabajadores son italianos y la materia prima es artesanal 100%. Tanto es así, que al pedir mi pizza directamente al chef, tuve que recibir ayuda de Sergi Farrés, el propietario de Davita, al ver que no me entendía cuando le preguntaba algunas cosas sobre las pizzas. Fue gracioso, y a mi me encantó el detalle.

ComedorVamos a la comida, que ya estoy hablando demasiado. Ojo a mi elección: pizza Boscaiola, con mozzarella di búfala, crema de setas con trufa negra, bresaola della Vatellina (ternera curada), aceite de trufa blanca y albahaca fresca. Increíble. Y además como me gustan a mi las pizzas, con la masa finita y muchos ingredientes encima, para notar todo su sabor. Lo curioso de la parada de las pizzas se encuentra al realizar el pedido: te entregan un “avisador” que emite un pitido cuando tu comida está lista. Así puedes completar tu menú de parada en parada mientras se cocina la pizza. Esta tecnología ya la usan algunos restaurantes del mundo, pero todavía no ha había visto en ninguno de aquí. ¡Gracias!

Mi novio, que es más de pasta, eligió Tagliatelle con salsa de Tartufo e Funghi. A juzgar por lo rápido que se comió el plato, yo creo que le gustó. Jaja, en serio, llegué a tiempo para probar un poquito y puedo decir que estaba espectacular.

Y nos dejamos un rinconcito en el estómago porque quisimos probar los postres que vimos en sus vitrinas al entrar. ¿Gelatto o Tarta? Ay, yo soy de helados pero es que el Tiramisú me estaba haciendo ojitos. Visto y no visto. De 10.

Lo bueno de Davita Italian Gastro Market es que me quedaron muchas paradas y cosas ricas para probar; los embutidos italianos, los carpaccios, las ensaladas, el resto de tartas… Lo que os decía antes, el precio es tan accesible que me lo puedo permitir cuando quiera. Con algún amigo, en grupo, en familia, para cena romántica o comida informal… En serio, pocos restaurantes he visto últimamente que puedan satisfacer a tantos targets distintos.

Bienvenido Davita, ¡Nos veremos pronto!

Davita Italian Gastro Market, C/ Rosselló 231, Barcelona, 934 61 76 63