Petra, un restaurante para quedar bien

Huevos con Setas y Butifarra EsparracadaCuando tengas una cita especial con alguien, piensa en Petra. Cuando tus amigos te digan de buscar un sitio chulo para cenar, acuérdate de Petra. Cuando tu familia te diga – tú que conoce sitios bonitos, llévanos de una vez – sorpréndeles con Petra.

La magia de este restaurante se encuentra en pleno barrio del Born, justo delante de la Basílica de Santa Maria del Mar. Quizás de entrada piensas que será un sitio bastante caro por la comida que darán, dada su localización, pero no es así. Y es justamente por eso que me encanta Petra. Cocina mediterránea creativa con algunos toques exóticos en raciones más que correctas y un precio muy asequible.

CarpaccioEntrando en detalles, visité Petra con mi pareja el pasado viernes para celebrar algo especial (ojo a los que tengáis que celebrar, este es un buen lugar). Reservamos mesa unos días antes porque eso sí señores, Petra tiene mucho éxito, ya veréis que no es casualidad. Al llegar, un simpatiquísimo Samuel, uno de los dueños, nos sentó en nuestra mesa, al lado de unas ventanas preciosas decoradas con vidrieras emplomadas de colores. El techo estaba decorado con lámparas de cubiertos y los muebles pueden recordar a los de casa de tu abuela. Pero en fino y bonito, con mucha gracia. Un estilo modernista yo diría.

Pollo a la Plancha con BalsámicoSabía que estaba en un buen restaurante cuando llovía a mares en Barcelona y la gente esperaba en la puerta para conseguir mesa. Mientras me alegraba de estar ahí dentro, empezamos a comer los platos que escogimos. ¡Y qué buena elección! Carpaccio tándem de ternera y foie y Huevos con Setas y Butifarra Esparracada. Qué bestia. El carpaccio sabrosísimo con el toque perfecto de foie se deshacía en la boca. De los huevos quiero destacar la puntilla perfecta que tenían. Samuel y Joan, ¡felicitad al cocinero de mi parte!

TiramisúLos segundos siguieron sorprendiendo; un finísimo Pollo a la plancha sobre base de patata y crema balsámica y el sobre de Salmón con Verduras, coco y curry. Este es el toque éxito de mi cena que os comentaba al principio, es espectacular.

Para el postre, que pocas veces perdono, fui una clásica… Me pedí el Tiramisú y me alegro mucho de haberlo hecho. Soy muy fan de este postre y este se queda una de mis notas más altas. Aplauso otra vez.

Todos estos platos, ración de pan y 3 bebidas por 25€ por persona. Bien, ¿no? Además, si sois de los que optáis por ir en grupo, en Petra tienen un menú degustación que vale mucho la pena.

Animaros a visitarlo sea cual sea vuestro motivo. Y de paso, saludad a Samuel de mi parte ;)

 

Petra, C/Sombrerers nº13, 93 319 99 99, Barcelona

Sobre de Salmón cerrado

 

Sobre de Salmón abierto

Interior

 


Las mejores empanadas se llaman Muns

Comida MunsCuando lo de comer sushi o pizza ya es más que habitual, apetece conocer cosas nuevas. O conceptos nuevos. Cuando parecía que no podíamos descubrir propuestas gastronómicas novedosas y originales llegan Las Muns (aplausos).

Señoras, señores, os presento LA EMPANADA. Porque todos las habremos comido alguna vez pero os juro que ninguna como las de los artistas de Muns, Diego Rojas y Mariano Najles.

De raíces tucumanas, estas empanadas gourmet artesanales se fabrican con masa casera 100%. A la vista, son súper graciosas, con formas y colores distintos (todos también 100% naturales). Pero lo que las hace excepcionales se encuentra en el relleno, ya que la materia prima proviene de una selección de productos muy cuidada. ¿Sabéis lo que es morder la empanada y poder VER lo que hay dentro? Pues eso. Si os coméis la de jamón y queso veréis cada uno de los trozos perfectamente y si probáis la de olivada podríais hasta contar las olivas que contiene cada empanada. Para mi, eso es calidad y saber que lo que estoy comiendo es muy sano. Además, se sirven recién horneadas, nunca fritas o pre-cocidas.

Interior MunsMirad los ingredientes de cada una de ellas y comprobad lo que os digo:

Las Blancas:

  • de Carne de ternera cortada a cuchillo con condimentos especiales a base de cebolla, huevo, pimentón y otros.
  • de Carne de ternera cortada a cuchillo con condimentos especiales a base de cebolla, huevo, pimentón, ají molido y otros (picante)

Las Verdes:

  • de Hebras de queso Mozzarella, trozos de tomate y albahaca fresca (vegetariana)
  • de Espinacas y hebras de queso Emmenthal con salsa Bechamel (vegetariana)
  • de Hebras de queso Mozzarella, trozos de huevo duro y olivada verde (vegetariana)

VariedadesLas Naranjas:

  • Cubitos de jamón dulce y hebras de queso Mozzarella
  • Cebolla caramelizada, Rulo de cabra y nueces en trocitos (vegetariana) >> ¡Mi favorita!

Las Amarillas:

  • Carne de pollo cortada a cuchillo con salsa a base de curry amarillo (no picante)

Actualmente están creado nuevas variedades. Entre las más nuevas, una opción veggie (muy mona de color rosa) rellena de Soja, zanahoria, olivas y cebolla. Y una que me encantó, rellena de Queso Azul, nueces, dátiles y cebolla. Por favor, obligatorio probarla. Mesa Muns

Se trata de finger food sano y de calidad, o como a ellos les gusta llamar con ese concepto de Ferran Adrià, el fast good.

La manera de consumir Muns no podía ser más fácil, ya que las puedes comprar por unidades o en cajas de 4, 8 y 12. Además existe la opción menú, combinando tus Muns favoritas con ensalada, postre y bebida (probad el Cheesecake o el Brownie caseros, brutales).

Podéis encontrar Las Muns en su local de Poblenou, en la calle Sancho de Ávila 171 o, lo que te lo pone más fácil, pedirlas por teléfono al 933 096 320 o muy pronto, a través de su nueva web. Gracias a su servicio de delivery te las llevan a casa recién hechas (¡y aguantan calientes muchíiiisimo rato!). Y… Pronto abrirán un nuevo local en el centro de Barcelona, así que muy atentos, ya os informaré.

Yo me he vuelto adicta a Las Muns. Ojo, que enganchan. Pero es aquello que no te sientes culpable, ya que sabiendo cómo están hechas y los ingredientes saludables que llevan, me las permito una vez a la semana. O dos…

 

Muns, C/Sancho de Ávila, 171, 933 096 320, Barcelona

www.muns.cat

Fotos by Lola, de Muns

Mesa Muns

Ensalada

Brownie

Local


La renovación de El Mercat de la Princesa

IMG_5862Esto de los markets parece, y afirmo, que se ha puesto de moda. Si la semana pasada hablaba de Davita Market, hoy os presentaré el Mercat de la Princesa, en pleno corazón del barrio del Born. De hecho, no sería una presentación, ya que hace más de 3 años que está abierto. Pero hace cosa de unas semanas, el Mercat se ha renovado y llega esta temporada con novedades interesantes. Bajo el sello del grupo ANGRUP, este mercado gastronómico reabre sus puertas con una imagen renovada, algunas paradas nuevas y oferta de actividades.

FullSizeRender 3¿De qué se trata? El Mercat de la Princesa se define como un “Tapa Market”. Eso es, puedes degustar un gran número de tapas a un precio económico y de alta calidad. El mercado fue un palacio en el siglo XIV así que imagina la magia de comer en un entorno así. En serio, es muy acogedor y os recomiendo la experiencia de visitar el espacio – y obviamente comer – porque vale la pena.

Si vas al Mercat de la Princesa puedes encontrar 17 propuestas gastronómicas, entre otras, la parada de los típicos pintxos vascos “Txapela”, la de los embutidos en “La Xarcu” (¡recomiendo el surtido de quesos!), “Croqueta & Co” y sus numerosísimas variedades de croquetas, la “Piazzolo” y sus minipizzas de masa fina e ingredientes originales, o la de los huevos “Amb 2 Ous”, para mí de las mejores. No dejéis de probar sus variedades de huevos estrellados con jamon, trufa, foie o chistorra. ¡Ay!

Para las bebidas, no os olvidéis de pasar por la parada “Beer” o tomar un cóctel de media tarde o media noche en “Coctels”.

Si te gusta lo de ir “de mercado” tienes visita pendiente a este lugar. Aprovecha las tardes de verano de paseo por El Born y luego me cuentas ;)

 

InteriorHorarios:

Lunes – Jueves: 13:00 – 24:00h

Viernes: 13:00 – 0:30h

Sábado: 12:30 – 0:30h

Domingo: 12:30 – 23h

 

 

Entradas:

C/ Sabaretet 1-3

C/Flassaders, 21

C/ L’Hostal de Sant Antoni, 5

93 268 15 18

Barcelona

PinchosPizzaoloLas Patatas


World Burger Tour en Hard Rock Cafe Barcelona

World Burger TourJueves por la tarde y un plan muy tentador: conocer las 4 hamburguesas del #WorldBurgerTour de Hard Rock Cafe que estarán visitando su restaurante de Barcelona hasta el mes de julio. ¡Bien! Y es que por primera vez en en la historia, Hard Rock Cafe nos ofrece la posibilidad de degustar Legendary Burgers de diferentes países en todos los establecimientos Hard Rock del mundo como parte de su nuevo menú World Burger Tour. ¡Pues vamos a conocerlas!

La sala Platinum de Hard Rock Barcelona acogió a un grupo de bloggers gastronómicos y lifestyle para conocer y degustar las Legendary. Jordi Conesa, Kitchen Manager de HRCBarcelona, nos describió cada una de las estrellas invitadas. Ojo, si tenéis hambre no sigáis leyendo:

• Tandoori Spiced Chicken Burger

  • Java Lava Burger, la americana Legendary de Seattle, de ternera con salsa casera de lava, cebolla crujiente, queso cheddar fundido y bacon.
  • Tandoori Spiced Chicken Burger, la Legendary índia, de pollo marinado con auténticas especias y hierbas frescas, con queso fundido, rodajas de pepino y yogur de menta.
  • Chamorro Burger, una Legendary del Pacífico Sur, de ternera sazonada con especias provenientes de las islas, queso, salsa de Chamorro y chili casera.
  • Jalapeño Cream Cheese Burger, la Legendary de América, de ternera con rodajas y crema de queso de jalapeño, cebolla roja y

Mi hamburguesa favorita fue la Tandoori Spiced Chicken Burger. Ese sabor a especias y hierbas le daba un toque super especial, y en una hamburguesa no lo había probado nunca. Y la salsa de yogur de menta le da el toque perfecto. ¡Te la recomiendo!. Si eres un fanático del picante, la Jalapeño Cream Cheese Burger es la tuya, porque tiene el picante justo y delicado, sin pasarse. Vamos, que se nota que están hechas por un gran chef. ¡Un 10 para las Legendary!

Pero el festín no terminó ahí. Además de estas 4 maravillas, pudimos probar uno de los cócteles que se incluyen dentro del menú World Burger Tour. Una maravilla…

Cocktail Mai Tai One On

  • Mai Tai One On , un cóctel inspirado en las islas del Pacífico que cuenta con una refrescante mezcla de ron, Cointreau, horchata, lima y zumo de naranja.
  • Pomegranate Mule, una mezcla de ABSOLUT® Vodka, granadina y cerveza de jengibre hacen de este cóctel el favorito para los días de verano en Rusia.
  • Mezcarita, buenísima margarita mexicana, una combinación perfecta de Del Maguey Mezcal, Cointreau®, Malibu®, coco y fresas frescas.
  • Pineapple Ginger Caipirinha , una mezcla brasileña de Água Luca™ Cachaza y piña con un sutil toque de licor de jengibre.
  • Maple Old Fashioned, una vuelta del clásico cóctel Americano que incluye coñac Maker’s Mark®, cerezas, sirope de arce y zumo de naranja con un palito de bacon crujiente.

A mi, que me apetecía algo dulce, me pedí el Mai Tai One On. Espectacular. Hay que ver la destreza que tenía la chica que preparaba los cócteles. ¡Qué bonitos todos!

Entre los invitados a la presentación, encontramos, entre muchos otros, a El Blog de Daniel Arbós, The SingleList, Bestburgerbcn, La Florinata, Donde SI ir en Barcelona o Platos Barcelona. Al terminar la degustación nos invitaron a participar en #SingForYourSupper en la sala principal junto a Los Milkers. Los más atrevidos se subieron al escenario a ser estrella por una noche. A mi lo de cantar… mejor que no estropee la noche.

Yo ya estoy reservando una fecha en mi calendario del mes de junio para conocer el resto de Legendary Burgers que se presentarán entonces. Y es que después de haber probado las hamburguesas de Hard Rock Café puedo afirmar que no hay un sitio como este para poder disfrutar de la auténtica burger. Volver a los orígenes siempre es una garantía de éxito.

Hard Rock Cafe Barcelona, Plaça Catalunya nº 21, 932 70 23 05, Barcelona

Fotografías: Hard Rock Cafe Barcelona


Un lujazo, en La Capella

La CapellaPara desayunar bien, para hacer el vermouth con todo el buen rollo, para comer con los amigos, para tomar algo después de comer o a media tarde, para cenar con alguien especial, para el gintonic de medianoche… La Capella siempre será una buena elección. Y además quedaréis genial.

Situada en el parque de Can Gambús, en Sabadell, se trata de una antigua capilla de la Masia del parque, resucitada a restaurante, patio con zona chillout y una terraza con tumbonas en las que se está de lujo.

Lo que a mi me tiene el corazón robado es su magnífica terraza con tumbonas. Sólo mira la foto y figúrate la de horas que puedes pasarte en ellas. Y es que desde primera hora de la mañana hasta la noche, puedes disfrutar de este espacio. Elige el mejor momento, ¡o elígelos todos! El pasado fin de semana quedamos con unos amigos, Sílvia y Eric, para comer en La Capella. Quedamos prontito, para hacer un vermouth en las tumbones y luego pasar dentro a comer. Pero la carta de tapas que tienen en el exterior nos sedujo, además de que podíamos tomarlas con ese solecito tan bueno que teníamos. No se hable más. Croquetas de champiñones, Hummus y Tzatziki con pan de pita, Guacamole con Nachos, Patatas con salsa verde y romesco y Crujiente de Brie con mermelada de tomate. Su carta, tanto las tapas como los platos del restaurante, descubre comida vegetariana, productos ecológicos y de temporada. O sea que tapeamos como reyes con productos sanísimos. Todo esto, bajo ese sol de primavera, sobre esas tumbonas y con la mejor de las compañías. Insuperable. Es gracioso pero ese día descubrimos el concepto del “lujazo”. Estar en un lugar disfrutando de lo mejor de la vida sin ser ricos. No confundirlo con el lujo, que eso si que va de dinero y cosas caras. Un lujazo es estar en La Capella, con nuestro vermouth estupendo y entre amigos. Y las tumbonas. Cualquier persona con más dinero no lo pasaría mejor.

Tapas

Como he comentado antes, el restaurante ofrece platos para comer dentro del local, de gran calidad y a unos precios muy competitivos. Y si lo que quieres es tomar una copa por la tarde o la noche con quien tú quieras, La Capella ofrece servicio de barra hasta las 3 de la mañana en horario de verano, del 29 de junio al 20 de septiembre, cada día.

Y no hace falta que seas de Sabadell o alrededores para visitarla. Pienso y pienso y en Barcelona no tenemos tantos lugares como La Capella. Así que si alguna vez quieres salir de la ciudad y visitar un lugar diferente, esta es una buenísima opción para tener a mano en tu lista de top preferencias. ¿Cuándo vas?

 

 

La Capella de Can Gambus, Parc de Can Gambus nº1, (Regne Unit / c.Kurdistan), Sabadell, (Barcelona), 93 576 94 29


Practica el Surf House Barcelona

Ni Hawaii, ni California. Ni Biarritz, ni Zarautz. Nos quedamos en la Barceloneta y nos encontramos Surf House Barcelona, un restaurante – con actividades – que está triunfando entre los más surfers y entre los que no lo son tanto.

Y entre estos últimos me encuentro yo, curiosa de conocer lugares de éxito y más si tienen algo especial. Surf House Barcelona nació con la idea de transportarte al estilo de vida californiano y es que su fundador, Álex Knoepfel, trajo directamente las olas de San Diego a nuestra ciudad. Y con las olas se trajo también el concepto del fast-food, pero versión fast-good, es decir, de calidad.

Nachos y Zumo¿Y eso quiere decir…? Pues hamburguesas, sándwiches, bagels, ensaladas, tacos, pasteles… ¡La carta es para morirse! Su brunch es espectacular, servido de 11 a 13h, con unos huevos revueltos con las opciones que más te apetezcan, unos gofres con mil sabores o la opción sana de los boles de cereales con yoghourt. Hay mucho más, sobretodo opciones dulces, que también puedes dejar para la merienda, de 17 a 20h.

Pero si vamos a la hora de comer, ¡las opciones no son menos! Eso si, ve tempranito o con mucha paciencia, ya que se forma lista de espera. Normal, estando a pie de playa, ¿a quién no le apetece comer en un entorno así? Eso si, el día que consigues mesa, la experiencia es completa. Si no has comido nunca encima de una tabla de surf, esta es tu oportunidad.

Nosotros lo conseguimos hace unos días. Nos propusimos ir temprano, como los turistas, a medio camino entre el brunch y la comida. No nos engañemos, pedimos unos nachos para empezar a picar, que alargamos hasta que se hizo la hora de comer. ¡Y qué nachos! En mi ranking personal – y alguna vez ya he dicho que soy ultrafan – estos están muy muy bien posicionados en el top 10. Con mucho queso de dos tipos, frijoles, salsa valentina, jalapeños, crema agria y guacamole. Toma bomba. En serio, increíbles, si sois nachoadictos, no os podéis ir de Surf House Barcelona sin probarlos.

Sandwich y HamburguesaY como nos habían hablado genial de sus hamburguesas y sándwich, nos dejamos seducir. Un Backdoor para mi, con queso raclette y puerros confitado en pan de coca extra-crujiente, y una hamburguesa Infarto para mi chico, con queso, bacon, huevo frito y patatas paja. Si, ¡patatas paja dentro!. Y con una presentación muy original en una caja de madera. ¡Buen punto!

Si una cosa caracteriza también Surf House Barcelona son sus zumos naturales recién exprimidos. Le dan el toque final a la estética 100% surfera del local, ¡son tan bonitos! Los elegidos para acompañar la comida fueron un Tropical, con sandía, melón y maracuyá y un Ñoki, de fresa, plátano y naranja. Y con tropezones, para que se note lo bueno. Alguna cervecita también cayó, que estando delante de la playa no se puede evitar…

Ahora lo que me queda por probar es alguna de sus actividades. Como no podría ser de otra manera, ofrecen clases de paddle surf en tres versiones: temprano por la mañana para terminar con un brunch, durante el día para tonificar bien el cuerpo o las opciones románticas, saliendo con las tablas durante la puesta de sol o tarde por la noche, bajo la luna llena. El yoga también tiene su espacio y si eres de los que ama la naturaleza por encima de todo, puedes echar un cable haciendo beach cleaning y al final te ofrecerán un zumo de SHB.

Yo de ti no dejaría pasar mucho tiempo para visitar Surf House Barcelona.Ya sabes, veranito, estilo playero, zumos, buen rollo… ¿Cuándo si no ahora?

Surf House Barcelona, C/l’Almirall Baixada nº 22, Barcelona, 932 50 70 23


Hamburguesas a TU gusto, en Oval

Hamburguesa Oval¿Cómo terminar un día de Sant Jordi de la mejor manera? En mi caso, cenando en Oval, una de las hamburgueserías de las que más se habla en Barcelona. Su ubicación perfecta en la calle Valencia con Enric Granados fue la mejor excusa para conocerla después de un buen paseo por Rambla Catalunya, acompañados de cientos de personas más.

Quisimos ir a cenar bastante temprano. La cantidad de gente que nos encontramos cuando llegamos a Oval nos confirmaba que íbamos a cenar genial. Y no pudimos empezar mejor la noche. Esperando en la barra a que nos dieran mesa, preguntamos a una de sus camareras simpáticas si tenían Wi-Fi. ¡Oh si! ¡Se agradece tanto cuando te entregar un papel ya preparado con las contraseñas! Gracias Oval, 10 puntos de golpe. (Ha sonado un poco enfermo, pero es que mi chico y yo necesitamos la red por trabajo…¡En serio!).

Oval dispone de un equipo de muchos camareros, eficientes y rápidos. Y se agradece en un día así. En no más de 10 minutos tuvimos nuestra mesa preparada. Me encantó su decoración, de estilo nórdico, con mesas enormes de madera, paredes claras y mobiliario sencillo. Vale, ahora ya estamos preparados. Carta Oval

¿Cómo pedimos? Pues con la gracia de una carta en la que tú escoges los alimentos con los que crear TU PROPIA hamburguesa. Con un lápiz vas marcando el tipo de pan que prefieres, qué tipo de carne, tu queso favorito, 4 ingredientes de relleno, la salsa y si te apetece, algún extra. Y si eres un poco vago o no te quedan fuerzas para pensar, te ofrecen 4 tipos de hamburguesa, ya configuradas. ¿Y complementos tienen? Por supuesto, patatas caseras – ultra buenas – , moniatos, como opción sana y nachos. Nos quedamos con las ganas de probar los nachos, que nosotros somos muy de nachos. Una pena, tendremos que volver, ni que sea sólo para probarlos. Y ya que estamos…

¿Y el precio? Pues sorprende y mucho, porque una hamburguesa con bebida te sale a unos 10€. Son enormes, no te quedarás con hambre. Como mucho, si le sumas unas patatas te saldrá por 3€ más. Muy bien.

La atención que recibimos – unos camareros súper amables –, la comida y un ambiente muy chulo (ah, y el WiFi), los coloca en el ranking de locales para recordar y recomendar. Gracias chicos, ¡nos vemos pronto!

Oval, València, 199, Barcelona, 930 102 647


Timesburg, para volver y repetir

Como aficionada y adicta a las Redes Sociales que soy, tengo la deliciosa manía de quedarme embobada cuando veo esas fotos de comida que tanto apetecen. Pero hablo de las que apetecen de verdad, de las que entran por la vista y además, me ofrecen algo más. Como las hamburguesas del Timesburg.

Hacía tiempo que veía fotos publicadas de sus burgers, enormes y apetitosas que mostraban un sello de identidad muy bien encontrado, y nunca mejor dicho. Los panes de las hamburguesas de Timesburg llevan el nombre del local sellado. Es un puntazo, pero lo mejor viene después.

IMG_4992Yo visité el local de la calle Pujades 168, pero tienen otro con el que empezaron en 2012 situado en la calle París 95. Es súper curioso cómo utilizan las pasarelas de los andamios para decorar las paredes de los locales. Pero no es casualidad. Uno de los dueños del local, Sergi Ibáñez, es arquitecto técnico y ha sabido darle a Timesburg ese toque que está tan de moda en Barcelona; la reutilización de materiales industriales que, combinados con gracia con otros elementos totalmente antagónicos, consiguen convertir cualquier local en un sitio especial. Los compañeros de viaje de Sergi son Maiol Rodríguez, diseñador y director de otro restaurante de la ciudad y Ángel Rodríguez, ingeniero. Felicidades señores, ¡Qué local y qué hamburguesas!

Yo pedí una clásica Chesseburguer, que de clásica no tiene mucho, ya que hacía mucho tiempo que no comía una hamburguesa tan bien hecha. Una carne en su punto, una lechuga que cruje, el tomate fresco y la ración perfecta de queso. Mi chico fue un poco más atrevido y se pidió La Foie, con rúcula, foie micuit, confitura de arándanos y pipas de girasol. Todavía lloramos.

Quiero hacer mención especial a sus patatas fritas. Ya era hora de encontrar unas patatas fritas así, finas, con piel y con todo el sabor de una patata natural. Lo más sencillo es lo más bueno y aquí lo saben bien.

IMG_5003La mecánica del pedido en Timesburg es muy curiosa ya que, al entrar, una chica simpatiquísma – un 10 para todo el equipazo – te da una hoja de papel donde marcas cuál es la hamburguesa que quieres comer, los extras, el tipo de pan y si se te antoja alguna otra cosa. A continuación pasas por la caja, donde pides la bebida y pagas todo. Después tu eliges si necesitas vaso y cubiertos, así que los coges tu mismo de una estantería. Bravo. No sólo ahorras tiempo innecesario para que te tomen nota, también lo ahorras para cuando terminas. No tener que esperar a que te traigan la cuenta es un acierto.

 El hecho de que tengan dos locales y de que yo sólo haya visitado uno me pone la excusa perfecta en bandeja para volver pronto y descubrir otra de sus variedades. ¡Qué problema! :)

Timesburg Poblenou, c/Pujades nº168, Barcelona, 93 6677454

Timesburg Eixample, c/París nº95, Barcelona, 93 3285188


El inmenso Nacional

Vista generalVarios amigos me habían dicho que fuera ya de una vez a El Nacional. Que era muy chulo, que se comía genial, que no es que fuera demasiado barato… La verdad es que hacía un tiempo había visto su aparición a través de varios influencers en Redes Sociales y empezaba a picarme demasiado la curiosidad.

La oportunidad ideal vino con unos amigos, con quienes disfrutamos primero de una cena super healthy en Flax & Kale. Al terminar decidimos alargar la noche y nos propusieron ir a visitar el local de moda a tomar algo. A eso se le llama Buen Plan.

El Nacional es el local que necesitaba Barcelona. Suena exagerado, pero es un espacio donde pueden ir tanto jóvenes, como nuestros padres, como algún abuelo animado. Puedes comer, cenar, tomar una copa a media tarde o de noche. Le faltan los desayunos, pero estoy segura de que todo llegará.

Lo primero que impresiona es la entrada, situada en un pasaje privado en pleno Paseo de Gracia. Es interesante saber que un tiempo atrás El Nacional era una antigua sala de exposiciones modernista construida a finales del siglo XIX y que después de la guerra civil empezó a utilizarse como parking. En la actualidad y desde el mes de septiembre, 2.600 metros cuadrados te dan la bienvenida a este espacio espectacular.

En serio, es enorme. Un techo altísimo, claraboyas de la época de la industrialización, lámparas y más lámparas. Creo que su estilo vintage de los 50 es lo que lo hace más especial.

El Nacional dispone de 4 espacios gastronómicos y 4 barras especializadas. Traducido seria un espacio para picar algo, un sitio de tapas, un espacio de pescado fresco y una brasería de carne de la buena. Las barras que encontramos son de cerveza y conservas, de vinos y embutidos, y de cócteles y de ostras. Esta última es para los que vayan más sobrados. Y dan envidia.

bebida

Nosotros decidimos tomar algo en la barra de cócteles ya que veníamos de cenar, pero eso fue la excusa perfecta para volver un día y probar la comida. Me llama La Tapería, que yo soy muy de tapas.

Me tomé un cóctel Nacional, para hacer honor al local. Era como un rebujito sevillano, pero más bueno porque llevaba un toque de ron perfecto. El resto tomaron ron –a secas- , whisky –a secas- y mojito de fresa. Dijeron que estaban buenísimos y yo me lo creo. El precio ronda los 10-15€ por cóctel. No es un local barato, pero la calidad de lo que hay ahí dentro vale la pena pagar de vez en cuando.

Hay que ir. Ahora soy yo la que le dice a mis amigos que no se lo pueden perder. Y que es muy chulo, que es genial… ;)

El Nacional, Passeig de Gràcia nº24, Barcelona, 935 18 50 53


Experiencia Flax & Kale

Plato de Flax and KaleA estas alturas, hablar de Flax & Kale es casi un clásico. Lo que hace años veíamos como algo raro e inusual, se ha convertido en la tendencia más seguida, y hipster del momento: raw food, platos veganos, sin gluten. O el concepto que cada vez se oye más, el flexitariano, una dieta vegetariana en aproximadamente un 80% en la que se puede comer animales y sus derivados de forma ocasional. Comer mejor, para que nos entendamos.

La experiencia de Flax & Kale es tan satisfactoria que saldrás con la sensación de haber recorrido 10 maratones. Y es que has comido sano, y muy bien.

El restaurante pertenece a los mismos dueños del Teresa Carles, un vegetariano de referencia en Barcelona. El hijo de Teresa Carles, Jordi Barri, mente inquieta e interesante, construye este concepto diferente al alcance de todos.

Sólo con su espacio ya te enamoras: dos comedores en la planta principal, con luz natural de día y un ambiente tenue perfecto de noche. Tú eliges si quieres compartir la velada con amigos o quizás con alguien más especial, aquí vale todo.

He visitado Flax & Kale en 3 ocasiones, tanto para cenar como para comer. Pero también sirven sanísimos desayunos, meriendas que no dejan remordimientos de conciencia y brunch los fines de semana. Sueño con su brunch. Pronto.

De todos los platos que he probado, siempre repito con uno de sus entrantes estrella: Sandía a la Parrilla con Queso de Cabra. La combinación parece rara, pero esmespectacular. Sus Supertagliatelle con Espirulina y dados de Salmón es otra opción de las que triunfa entre sus fans. O su ya conocida Hamburguesa de Atún con Wasabi con un pan integral de color negro que llama muchísimo la atención. De los postres quiero destacar el pastel de Dos Texturas de Chocolate o The Vegan Vampire Dessert, con pera y crema de naranja. Hay que probarlos. Por favor. La carta de platos innovadores con ingredientes naturales es muy amplia. Hay que probar la experiencia para darte cuenta de lo bien que sienta realmente cuando comes sano.

He dejado lo mejor para el final. Sus zumos. Los zumos de Flax & Kale merecen un capítulo aparte. Bajo la marca Teresa’s Juicery, ofrecen 15 sabores distintos que siguen la técnica del “Cold-Pressed Juicing”, con la que se extrae la pulpa y eliminan cualquier tipo de tratamiento agresivo durante el proceso, sin pasteurizar. Hay que dejarse impresionar por su nevera situada en la entrada, con todas las variedades expuestas como si fueran una obra de arte. Y si tenéis la suerte de poder visitar su obrador, detrás de la nevera, la satisfacción es completa.

Flax and Kale, c/ Tallers nº 74B (Plaça Castella), Barcelona, 93 317 56 64