Tapas creativas en Logos Berguedà

Logos BerguedàHace un tiempo alguien me dijo: “Tú, que tienes familia en la provincia de Berga, tienes que ir a un restaurante muy chulo que está muy cerca de allí, que es muy de tu estilo. Se llama Logos Berguedà”. Y yo, que soy mucho de escuchar palabras sabias, me apunté en la agenda un día para visitarlo, aprovechando un fin de semana de celebración por la zona.

Logos BerguedàLogos Berguedà está situado en la colonia de l’Ametlla de Merola (Puig-Reig), a 20 km de Berga. Mira, se me ocurre un plan perfecto para ir a comer un dia, durante la tradicional escapada a La Patum de cada año, o la típica excursión boletaire con los amigos. Que si, esos días que hacemos como que no somos “tan de ciudad” y hasta se nos pega el acento de pueblo… (Es brooooma!) Pero recordad este lugar cuando no conozcáis lugar para comer en la zona y queráis quedar – y quedaros – bien.

Los que me conocen me lo recomendaron porque saben que yo soy muy del picoteo. Y es que en Logos ofrecen una carta llena de platos de tapas creativas y de mucha calidad para compartir entre los comensales, como primer plato. De segundo, encontramos sus “Clàssics Logos” para poner el punto más consistente de la comida. Pero si lo prefieres, puedes hacer una combinación de todo. El personal majísimo de Logos os aconsejará en todo momento en función de las personas que seáis y ritmo de comida que os guste. Chapeau!

Logos Berguedà

Os dejo fotos de la carta para que veáis todas las delicias de que disponen. En mi caso, pedimos un surtido de tapas a compartir. No sabría deciros cuál me gustó más porque todas superaban el excelente, pero como curiosas y originales podría destacar el Bombón de foie (¡que sabía a chocolate!), la Tempura de Verduras con all-i-oli de Apio, o la Pluma Ibérica al Idiazábal. No os perdáis la Pluma, un espectáculo.

Yo soy de las que me guardo un rincón para lo dulce, y más en este caso porque ya me habían advertido que los postres de Logos los traían del obrador de pastelería artesana en Avià,  que una vez descubrí por sus famosas trufas – las mejores del mundo mundial -. Ese día un Tiramisú de los mejores que he probado puso el punto final a mi comida. Siento no tener foto, imaginad que tenía la misma buenísima pinta que el sabor, por eso no me dio tiempo a hacerla, a veces me pasan estas cosas… :P

¿Siguiente paso? Abrid agendas, calendarios en el móvil, quedadas pendientes… En Logos Berguedà, a sólo 45 minutos de Barcelona y tendréis la escapada perfecta. Y es que a veces pecamos de no salir más de la ciudad, ¿no os parece?

Logos Berguedà

Logos Berguedà

Logos Berguedà, Plaça de l’Esglèsia 5-6, 938 204 193, l’Ametlla de Merola, Puig-Reig (Barcelona)

 


Petra, un restaurante para quedar bien

Huevos con Setas y Butifarra EsparracadaCuando tengas una cita especial con alguien, piensa en Petra. Cuando tus amigos te digan de buscar un sitio chulo para cenar, acuérdate de Petra. Cuando tu familia te diga – tú que conoce sitios bonitos, llévanos de una vez – sorpréndeles con Petra.

La magia de este restaurante se encuentra en pleno barrio del Born, justo delante de la Basílica de Santa Maria del Mar. Quizás de entrada piensas que será un sitio bastante caro por la comida que darán, dada su localización, pero no es así. Y es justamente por eso que me encanta Petra. Cocina mediterránea creativa con algunos toques exóticos en raciones más que correctas y un precio muy asequible.

CarpaccioEntrando en detalles, visité Petra con mi pareja el pasado viernes para celebrar algo especial (ojo a los que tengáis que celebrar, este es un buen lugar). Reservamos mesa unos días antes porque eso sí señores, Petra tiene mucho éxito, ya veréis que no es casualidad. Al llegar, un simpatiquísimo Samuel, uno de los dueños, nos sentó en nuestra mesa, al lado de unas ventanas preciosas decoradas con vidrieras emplomadas de colores. El techo estaba decorado con lámparas de cubiertos y los muebles pueden recordar a los de casa de tu abuela. Pero en fino y bonito, con mucha gracia. Un estilo modernista yo diría.

Pollo a la Plancha con BalsámicoSabía que estaba en un buen restaurante cuando llovía a mares en Barcelona y la gente esperaba en la puerta para conseguir mesa. Mientras me alegraba de estar ahí dentro, empezamos a comer los platos que escogimos. ¡Y qué buena elección! Carpaccio tándem de ternera y foie y Huevos con Setas y Butifarra Esparracada. Qué bestia. El carpaccio sabrosísimo con el toque perfecto de foie se deshacía en la boca. De los huevos quiero destacar la puntilla perfecta que tenían. Samuel y Joan, ¡felicitad al cocinero de mi parte!

TiramisúLos segundos siguieron sorprendiendo; un finísimo Pollo a la plancha sobre base de patata y crema balsámica y el sobre de Salmón con Verduras, coco y curry. Este es el toque éxito de mi cena que os comentaba al principio, es espectacular.

Para el postre, que pocas veces perdono, fui una clásica… Me pedí el Tiramisú y me alegro mucho de haberlo hecho. Soy muy fan de este postre y este se queda una de mis notas más altas. Aplauso otra vez.

Todos estos platos, ración de pan y 3 bebidas por 25€ por persona. Bien, ¿no? Además, si sois de los que optáis por ir en grupo, en Petra tienen un menú degustación que vale mucho la pena.

Animaros a visitarlo sea cual sea vuestro motivo. Y de paso, saludad a Samuel de mi parte ;)

 

Petra, C/Sombrerers nº13, 93 319 99 99, Barcelona

Sobre de Salmón cerrado

 

Sobre de Salmón abierto

Interior

 


Las mejores empanadas se llaman Muns

Comida MunsCuando lo de comer sushi o pizza ya es más que habitual, apetece conocer cosas nuevas. O conceptos nuevos. Cuando parecía que no podíamos descubrir propuestas gastronómicas novedosas y originales llegan Las Muns (aplausos).

Señoras, señores, os presento LA EMPANADA. Porque todos las habremos comido alguna vez pero os juro que ninguna como las de los artistas de Muns, Diego Rojas y Mariano Najles.

De raíces tucumanas, estas empanadas gourmet artesanales se fabrican con masa casera 100%. A la vista, son súper graciosas, con formas y colores distintos (todos también 100% naturales). Pero lo que las hace excepcionales se encuentra en el relleno, ya que la materia prima proviene de una selección de productos muy cuidada. ¿Sabéis lo que es morder la empanada y poder VER lo que hay dentro? Pues eso. Si os coméis la de jamón y queso veréis cada uno de los trozos perfectamente y si probáis la de olivada podríais hasta contar las olivas que contiene cada empanada. Para mi, eso es calidad y saber que lo que estoy comiendo es muy sano. Además, se sirven recién horneadas, nunca fritas o pre-cocidas.

Interior MunsMirad los ingredientes de cada una de ellas y comprobad lo que os digo:

Las Blancas:

  • de Carne de ternera cortada a cuchillo con condimentos especiales a base de cebolla, huevo, pimentón y otros.
  • de Carne de ternera cortada a cuchillo con condimentos especiales a base de cebolla, huevo, pimentón, ají molido y otros (picante)

Las Verdes:

  • de Hebras de queso Mozzarella, trozos de tomate y albahaca fresca (vegetariana)
  • de Espinacas y hebras de queso Emmenthal con salsa Bechamel (vegetariana)
  • de Hebras de queso Mozzarella, trozos de huevo duro y olivada verde (vegetariana)

VariedadesLas Naranjas:

  • Cubitos de jamón dulce y hebras de queso Mozzarella
  • Cebolla caramelizada, Rulo de cabra y nueces en trocitos (vegetariana) >> ¡Mi favorita!

Las Amarillas:

  • Carne de pollo cortada a cuchillo con salsa a base de curry amarillo (no picante)

Actualmente están creado nuevas variedades. Entre las más nuevas, una opción veggie (muy mona de color rosa) rellena de Soja, zanahoria, olivas y cebolla. Y una que me encantó, rellena de Queso Azul, nueces, dátiles y cebolla. Por favor, obligatorio probarla. Mesa Muns

Se trata de finger food sano y de calidad, o como a ellos les gusta llamar con ese concepto de Ferran Adrià, el fast good.

La manera de consumir Muns no podía ser más fácil, ya que las puedes comprar por unidades o en cajas de 4, 8 y 12. Además existe la opción menú, combinando tus Muns favoritas con ensalada, postre y bebida (probad el Cheesecake o el Brownie caseros, brutales).

Podéis encontrar Las Muns en su local de Poblenou, en la calle Sancho de Ávila 171 o, lo que te lo pone más fácil, pedirlas por teléfono al 933 096 320 o muy pronto, a través de su nueva web. Gracias a su servicio de delivery te las llevan a casa recién hechas (¡y aguantan calientes muchíiiisimo rato!). Y… Pronto abrirán un nuevo local en el centro de Barcelona, así que muy atentos, ya os informaré.

Yo me he vuelto adicta a Las Muns. Ojo, que enganchan. Pero es aquello que no te sientes culpable, ya que sabiendo cómo están hechas y los ingredientes saludables que llevan, me las permito una vez a la semana. O dos…

 

Muns, C/Sancho de Ávila, 171, 933 096 320, Barcelona

www.muns.cat

Fotos by Lola, de Muns

Mesa Muns

Ensalada

Brownie

Local


La renovación de El Mercat de la Princesa

IMG_5862Esto de los markets parece, y afirmo, que se ha puesto de moda. Si la semana pasada hablaba de Davita Market, hoy os presentaré el Mercat de la Princesa, en pleno corazón del barrio del Born. De hecho, no sería una presentación, ya que hace más de 3 años que está abierto. Pero hace cosa de unas semanas, el Mercat se ha renovado y llega esta temporada con novedades interesantes. Bajo el sello del grupo ANGRUP, este mercado gastronómico reabre sus puertas con una imagen renovada, algunas paradas nuevas y oferta de actividades.

FullSizeRender 3¿De qué se trata? El Mercat de la Princesa se define como un “Tapa Market”. Eso es, puedes degustar un gran número de tapas a un precio económico y de alta calidad. El mercado fue un palacio en el siglo XIV así que imagina la magia de comer en un entorno así. En serio, es muy acogedor y os recomiendo la experiencia de visitar el espacio – y obviamente comer – porque vale la pena.

Si vas al Mercat de la Princesa puedes encontrar 17 propuestas gastronómicas, entre otras, la parada de los típicos pintxos vascos “Txapela”, la de los embutidos en “La Xarcu” (¡recomiendo el surtido de quesos!), “Croqueta & Co” y sus numerosísimas variedades de croquetas, la “Piazzolo” y sus minipizzas de masa fina e ingredientes originales, o la de los huevos “Amb 2 Ous”, para mí de las mejores. No dejéis de probar sus variedades de huevos estrellados con jamon, trufa, foie o chistorra. ¡Ay!

Para las bebidas, no os olvidéis de pasar por la parada “Beer” o tomar un cóctel de media tarde o media noche en “Coctels”.

Si te gusta lo de ir “de mercado” tienes visita pendiente a este lugar. Aprovecha las tardes de verano de paseo por El Born y luego me cuentas ;)

 

InteriorHorarios:

Lunes – Jueves: 13:00 – 24:00h

Viernes: 13:00 – 0:30h

Sábado: 12:30 – 0:30h

Domingo: 12:30 – 23h

 

 

Entradas:

C/ Sabaretet 1-3

C/Flassaders, 21

C/ L’Hostal de Sant Antoni, 5

93 268 15 18

Barcelona

PinchosPizzaoloLas Patatas


Descubriendo Davita Italian Gastro Market

ComedorHace unos días fui a cenar con mi amiga Elisabeth Campà (Barnachic) y le pregunté por Davita Italian Gatro Market. No era la primera blogger que hablaba de Davita y a juzgar por los comentarios y las fotos que vi, necesitaba referencias de confianza para saber si todo aquello era tan bueno como pintaba. Eli me lo recomendó, y sabiendo lo exigente que es con estas cosas, busqué un hueco del fin de semana y me propuse visitarlo lo antes posible.

MenuDescubrí Davita Market el pasado viernes 29 de mayo. Muy bien situado en pleno centro de Barcelona, en Rosselló 231, entre Balmes y Rambla Catalunya. Era tempranito y todavía no había llegado mucha gente. Perfecto para poder escoger la mejor mesa del restaurante. En la puerta nos recibió una chica muy amable que nos dio una tarjeta y nos explicó el funcionamiento del market: 9 paradas de comida en las que puedes pedir directamente lo que quieres y ver cómo lo cocinan en todo momento.  Cuando haces el pedido, pasas la tarjeta por sus máquinas y todo queda registrado. Al terminar la cena, pagas en la salida. ¡Me encantan este tipo de innovaciones en el sector de la restauración! ¿Qué paradas puedes encontrar? Bebidas y Vinos, Pasta, Pizza, Embutidos italianos, Antipasti y Ensaladas, Tartas y Helados.

DecoraciónLa decoración del local es súper especial, ya que une un estilo italiano y casi vintage , con mesas altas de madera y sillas de diferentes estilos. Algunas zonas del local están decoradas con azulejos y carteles publicitarios. La iluminación es cálida para la noche, pero los ventanales del centro del local dejan pasar la luz del día para la hora de comer.

Davita lleva dos meses desde su inauguración y ha sabido unir con ingenio el concepto (ya casi moda) del mercado gastronómico con unos precios muy ajustados y una calidad excelente. La mayoría de los trabajadores son italianos y la materia prima es artesanal 100%. Tanto es así, que al pedir mi pizza directamente al chef, tuve que recibir ayuda de Sergi Farrés, el propietario de Davita, al ver que no me entendía cuando le preguntaba algunas cosas sobre las pizzas. Fue gracioso, y a mi me encantó el detalle.

ComedorVamos a la comida, que ya estoy hablando demasiado. Ojo a mi elección: pizza Boscaiola, con mozzarella di búfala, crema de setas con trufa negra, bresaola della Vatellina (ternera curada), aceite de trufa blanca y albahaca fresca. Increíble. Y además como me gustan a mi las pizzas, con la masa finita y muchos ingredientes encima, para notar todo su sabor. Lo curioso de la parada de las pizzas se encuentra al realizar el pedido: te entregan un “avisador” que emite un pitido cuando tu comida está lista. Así puedes completar tu menú de parada en parada mientras se cocina la pizza. Esta tecnología ya la usan algunos restaurantes del mundo, pero todavía no ha había visto en ninguno de aquí. ¡Gracias!

Mi novio, que es más de pasta, eligió Tagliatelle con salsa de Tartufo e Funghi. A juzgar por lo rápido que se comió el plato, yo creo que le gustó. Jaja, en serio, llegué a tiempo para probar un poquito y puedo decir que estaba espectacular.

Y nos dejamos un rinconcito en el estómago porque quisimos probar los postres que vimos en sus vitrinas al entrar. ¿Gelatto o Tarta? Ay, yo soy de helados pero es que el Tiramisú me estaba haciendo ojitos. Visto y no visto. De 10.

Lo bueno de Davita Italian Gastro Market es que me quedaron muchas paradas y cosas ricas para probar; los embutidos italianos, los carpaccios, las ensaladas, el resto de tartas… Lo que os decía antes, el precio es tan accesible que me lo puedo permitir cuando quiera. Con algún amigo, en grupo, en familia, para cena romántica o comida informal… En serio, pocos restaurantes he visto últimamente que puedan satisfacer a tantos targets distintos.

Bienvenido Davita, ¡Nos veremos pronto!

Davita Italian Gastro Market, C/ Rosselló 231, Barcelona, 934 61 76 63


Un fin de semana en el Palauet de Monells

Sala de estarSi te preguntan cómo te imaginas un fin de semana perfecto, ¿qué respondes? ¿Y si te digo que el mejor fin de semana se encuentra a tan sólo una hora y media de Barcelona? Si señores, no hace falta que nos dejemos la piel ni el bolsillo, porque lo tenemos a nuestro alcance. Os quiero presentar El Palauet de Monells, un precioso hotel situado en el Baix Empordà.

El sábado pasado me esperaba una gran sorpresa. El día 20 de este mes fue mi cumpleaños y mi novio me planeó esta escapada. Mantuvo el lugar en secreto hasta el final y lo hizo – si puede ser – todavía más encantador (Novios del mundo, tomad nota de esto porque podéis quedar como un rey con vuestras princesas).

Las 11 del mediodía y llegamos al encantadoooor pueblo medieval de Monells. La anécdota del día fue la de encontrarnos de pleno con la grabación de la segunda parte de la película “8 Apellidos Vascos”. No puedo dar detalles porque sino me cortan la lengua pero tiene muy buena pinta. La acción transcurre en varios pueblos de la costa catalana, con eso os lo digo todo. Y además, uno de los escenarios es El Palauet. Vamos, exitazo.

SajolidaEntre cámaras, actores y walkie talkies nos dejaron entrar al centro del pueblo, donde se encuentra El Palauet. Al llegar al hotel, nos recibió la capitana del barco, Pilar. Ella es, sencillamente, la esencia del Palauet. Con una sonrisa de oreja a oreja nos llevó a nuestra habitación, Espígol. ¡Preciosa! El resto de habitaciones tienen nombre tan bonitos como Salvia, Sajolida, Romaní, Farigola y Menta. Un total de 6 habitaciones forman este hotel, que antes fue una casa señorial y ahora acoge a los huéspedes más afortunados.

Después de dejar las maletas, Pilar y su madre, también Pilar, y también un amor, nos enseñaron la casa entera. Admito que el hotel es precioso y tiene un encanto que lo hace especial, pero si hay algo que pone la guinda a ese pastel es la zona de spa con piscina y jacuzzi. Acceso libre con el precio de la habitación. ¡Quería ir ya! Pero el día era largo y aprovechamos para ir a comer una paella a Tamariu, a tan sólo 20 minutos y visitar por la tarde el castillo que Dalí regaló a Gala, en Púbol.

DesayunoEntonces si, las 7 de la tarde y unas ganas locas de probar la piscina y el spa. Disfrazados con albornoz y zapatillas, bajamos a la planta baja y nos relajamos durante una hora entre burbujas. Lu-ja-zo. Después del spa, nos arreglamos un poco para ir a cenar. Otro lujo, porque justo delante de El Palauet encontramos el restaurante El Roura Blanch, de comida casera típica catalana, con un trato muy amable y comida exquisita. ¿He dicho ya que en Monells son todos encantadores?

Y el domingo no pudo empezar de mejor manera. Me esperaba otra sorpresa por mi cumpleaños: un masaje relajante de 1 hora en el spa del hotel. ¡Oh, sí! Quien me conoce bien saben que me encantan los masajes. ¿Podía mejorar el fin de semana? Pues si, porque antes de entrar nos esperaba un ESPECTACULAR desayuno en la terraza del hotel preparado con todo el cariño por Pilar y su madre. Con la foto creo que sobran las palabras…

Y entonces llegó el masaje. La simpatiquísima Conxita me recibía con sus manos de ángel que me hicieron disfrutar de la horaSpa y Jacuzzi más placentera del domingo. ¡Qué manos! Si Monells no fuera tan bonito, seguro que la convencía para que se viniera a Barcelona conmigo para que me hiciera una masaje cada semana, ¡os lo juro! Pero las horas en el Palauet terminaban, no sin antes disfrutar de su terraza, tomando el sol en sus sofás y volviendo poco a poco a la realidad. Nos despedimos de Pilar y de su madre y les prometimos que volveríamos. Pero una promesa de las que se cumplen, ¿eh? ¡Cómo no vamos a volver!

Me haría mucha ilusión que conocierais El Palauet, de verdad. Y no hace falta que tengáis un motivo que celebrar. ¡El mejor fin de semana os está esperando!

El Palauet de Monells, Plaça Jaume I, 1, Monells (Girona), 972 630 012

Para info y reservas: info@elpalauetdemonells.com


Un lujazo, en La Capella

La CapellaPara desayunar bien, para hacer el vermouth con todo el buen rollo, para comer con los amigos, para tomar algo después de comer o a media tarde, para cenar con alguien especial, para el gintonic de medianoche… La Capella siempre será una buena elección. Y además quedaréis genial.

Situada en el parque de Can Gambús, en Sabadell, se trata de una antigua capilla de la Masia del parque, resucitada a restaurante, patio con zona chillout y una terraza con tumbonas en las que se está de lujo.

Lo que a mi me tiene el corazón robado es su magnífica terraza con tumbonas. Sólo mira la foto y figúrate la de horas que puedes pasarte en ellas. Y es que desde primera hora de la mañana hasta la noche, puedes disfrutar de este espacio. Elige el mejor momento, ¡o elígelos todos! El pasado fin de semana quedamos con unos amigos, Sílvia y Eric, para comer en La Capella. Quedamos prontito, para hacer un vermouth en las tumbones y luego pasar dentro a comer. Pero la carta de tapas que tienen en el exterior nos sedujo, además de que podíamos tomarlas con ese solecito tan bueno que teníamos. No se hable más. Croquetas de champiñones, Hummus y Tzatziki con pan de pita, Guacamole con Nachos, Patatas con salsa verde y romesco y Crujiente de Brie con mermelada de tomate. Su carta, tanto las tapas como los platos del restaurante, descubre comida vegetariana, productos ecológicos y de temporada. O sea que tapeamos como reyes con productos sanísimos. Todo esto, bajo ese sol de primavera, sobre esas tumbonas y con la mejor de las compañías. Insuperable. Es gracioso pero ese día descubrimos el concepto del “lujazo”. Estar en un lugar disfrutando de lo mejor de la vida sin ser ricos. No confundirlo con el lujo, que eso si que va de dinero y cosas caras. Un lujazo es estar en La Capella, con nuestro vermouth estupendo y entre amigos. Y las tumbonas. Cualquier persona con más dinero no lo pasaría mejor.

Tapas

Como he comentado antes, el restaurante ofrece platos para comer dentro del local, de gran calidad y a unos precios muy competitivos. Y si lo que quieres es tomar una copa por la tarde o la noche con quien tú quieras, La Capella ofrece servicio de barra hasta las 3 de la mañana en horario de verano, del 29 de junio al 20 de septiembre, cada día.

Y no hace falta que seas de Sabadell o alrededores para visitarla. Pienso y pienso y en Barcelona no tenemos tantos lugares como La Capella. Así que si alguna vez quieres salir de la ciudad y visitar un lugar diferente, esta es una buenísima opción para tener a mano en tu lista de top preferencias. ¿Cuándo vas?

 

 

La Capella de Can Gambus, Parc de Can Gambus nº1, (Regne Unit / c.Kurdistan), Sabadell, (Barcelona), 93 576 94 29


Vino Afortunado presenta al resto de la familia

#MomentoAfortunadoA estas alturas de la película, seguro que has oído hablar de @Vino Afortunado. Ya sea porque lo has visto colaborando con alguna exposición, obra de teatro o algún “sarao” en redes sociales. Sea como sea, tu curiosidad ha llegado a ese punto que, cuando lo ves en la estantería de una vinacoteca o en la carta de un restaurante lo eliges. Y descubres que lo han hecho muy bien. Un buen vino y una buena estrategia para que lo conozcamos. Tanto, que se ha convertido de la familia

Y de familia vamos a hablar precisamente. El pasado miércoles por la noche tuve la suerte de poder asistir a la presentación de la gama de Viñedos Singulares, el resto de los hermanos de nuestro afortunado. Y no estuvieron solos. Contaron con la colaboración de Caravan Made, los encargados de poner el sabor perfecto para cada vino en un restaurante clandestino montado en el almacén de Vino Afortunado. Seguro que te has topado con los de Caravan Made en los últimos meses, en algún street market o festival. ¡No te pierdas sus próximas paradas en su web y redes sociales!

Fuimos 30 los afortunados invitados que pudimos disfrutar de una cena con maridaje para recordar. Caras tan conocidas como Sandra Blasco, la periodista de moda Maria Almenar, las bloggers Dansvogue, StylebyBru, los food bloggers Marta Sanahuja, Daniel Arbós y, como no podría faltar, la embajadora de Vino Afortunado, Queralt Gost. La lista es larguísima, perdonadme si no os nombro a todos. Maria Almenar, Sandra Blasco, Queralt Gost

Ahora vamos a lo que interesa, el festival. La cena quedó inaugurada con la cata de nuestro vino protagonista y un – ultra bueno – Tataki de Atún con salsa Teriyaki y Mango. Fue muy gracioso ver cómo cada plato que nos traían era fotografiado tropecientas veces desde diferentes ángulos. ¡Cosas del oficio! Le siguieron un pincho de Pera con Queso azul y reducción de vinagre de uva, un Secreto Ibérico con Salsa de Ibéricos y Arándanos que estaba para morirse, entre muchos, muchos otros. Todos maridados con el vino de Viñedos Singulares que mejor combinaba con sus sabores. El postre, un Surtido de Quesos con vino El Veïnat fue el fin de fiesta perfecto. ¡Bravo Vino Afortunado, bravo Caravan Made! Os dejo el menú completo por si queréis recoger inspiración para algún día.


Vino Afortunado– Tataki atún con salsa teriyaki y piña. (Afortunado)

– Pincho de pera con queso azul, salmón y reducción de vinagre de uva. (Luna Creciente)

– Secreto ibérico con salsa de ibèricos y arandanos. (Corral del Obispo)

– Tartar de solomillo marinado con crema suave de gorgonzola y eneldo. (Jardín Rojo)

– Taco de rabo de toro con salsa de frambuesa. (Entrelobos)

– Surtido de quesos con coulis ácido. (El Veïnat)

 

La noche fue fantástica, tanto por lo que comimos como por las risas con los invitados. Lo peor de todo es que ya han pasado unos cuantos días y sólo nos quedan las fotos para recordar. Bueno, no nos engañemos. Volver a esa sensación no es difícil, tengo un botella de Afortunado guardada para una de aquellas ocasiones que merecen ser convertidas en un buen #MomentoAfortunado.

 

www.vinedossingulares.com

www.caravanmade.com

Fotos by Raúl Muñoz

 

 


Y de repente… Yurbban Trafalgar

¿Sabéis esos días, tardes o noches improvisadas que se convierten en un recuerdo de los buenos? Pues una de esas tardes fue la que me llevo de recuerdo después de descubrir, de forma improvisada, el nuevo hotel Yurbban Trafalgar Barcelona.

Hacía unas semanas que había escuchado su nombre. ¿Urban? Ah no, Yurbban, un hotel que parece de lo más chulo, por lo que veo en las fotos de los instagramers que han subido las primeras fotos del hotel recién estrenado, hace unos 5 meses. No negaré que lo que más me llamó la atención fue la piscina con vistas, en su terraza, que yo soy de las que le gusta más una piscina que una playa. Soy de esas.

Pero no subamos todavía a la terraza. Lo que hizo especial esa tarde de domingo fue el bar-restaurante del Yurbban, “El Panarra”, en la planta baja. Queríamos tomar algo y le dejamos la elección al camarero, quien nos recomendó sus gintonic. Venga, no insistas, pon dos. (Camarero simpático, si me lees en algún momento, que sepas que no nos podrías haber recomendado mejor). El restaurante ofrece bocadillos originales y buenísimos, como ellos llaman “Señores Bocadillos”.

Vistas desde la terrazaDespués de pasar un buen rato relajados en el bar – no os perdáis la decoración porque es espectacular – decidimos, ya por fin, subir a la terraza para ver si era verdad lo que contaban las fotos que habíamos visto. Y no decepciona, una terraza con las medidas justas para poder disfrutar de unas vistas impagables desde el centro de Barcelona. Tiene la suerte de ser uno de los edificios más elevados de la zona, así que disfrutamos de las vistas encantadoras a los tejados de la ciudad, con vista directa a la Catedral de Barcelona, a las Torres Mapfre, al Tibidabo… Un viaje de 360º. No pude evitar hacerme una foto en la tan anunciada piscina, con la ciudad de fondo. – Que sepas que cuando tu vayas te vas a hacer la misma foto. Será un clásico. – Su terraza ya está abierta por la noche y podrás disfrutar de cócteles, preparados en su barra recién estrenada. Y un pajarillo me dice que también ofrecerán una carta corta de comida. Atención, las colas están aseguradas.

Y un último dato más que interesante: Yurbban participará en la quinta edición de La Setmana de les Terrasses, del 30 de mayo al 8 de junio de este año. Muy atentos en las próximas semanas porque van a dar más detalles.

El personal amable, unas instalaciones agradables, un bar-restaurante acogedor, ese recuerdo de una tarde de domingo y esa terraza… ¡Yo vuelvo seguro!

Yurbban Trafalgar, Trafalgar nº 30, Barcelona, 932 68 07 27


Una tarde en la Granja Petitbo

MesaSi has quedado con tu mejor amigo para comer, si tienes una reunión con alguien interesante o si te apetece tomar algo con tu pareja, ir a la Granja Petitbo es un éxito seguro. Eso si, se trata de un lugar especial, así que resérvalo para personas especiales.

Situado en el Passeig de Sant Joan nº82, se ha convertido en un icono de lo hipster pero (atención), situado fuera de la zona hipster. Un acierto en toda regla para los que de vez en cuando queremos escuchar un poco de indie o consultar el último número de Monocle y no queremos meternos en la Barcelona profunda.

Yo escogí Petitbo una tarde que había quedado con una de mis amigas. ¿Sabes aquella amiga con la que quedas muy de vez en cuando porque las dos curráis muchísimo y que nunca tenéis tiempo?. Pero que cuando quedáis os ponéis al día tan intensamente que parece que sólo haya pasado un día desde la última vez. Esa amiga. Dos zumos de naranja y fresa y un Carrot Cake (para mí) nos hicieron de padrinos de una conversación que duró 3 horas. Si señores, lo sentimos pero no nos dimos cuenta. Los dueños son encantadores y no nos miraban mal, porque saben que las horas en Petitbo pasan sin darte cuenta. Su decoración sencilla te recuerda a ese piso que acabas de alquilar, con pocos muebles, pero que con un poster gigante en la pared y una mesa de centro antigua hacen el ambiente de lo más acogedor.

Las 10 de la noche es una buena hora para terminar la merienda, así que nos fuimos, pero antes nos aseguramos del tipo de platos que tenían en la carta para el día que nos decidamos a volver para comer. O para hacer el brunch del domingo que, como parece, es de notable tirando a excelente. Brochetas de pollo teriyaki, hamburguesa con queso de cabra, huevos benedict con bacon o salmón… Todo con una pinta buenísima.

He quedado con mi amiga – esa amiga– que la próxima vez que quedemos nos guardaremos un día entero para volver a la Granja Petitbo. Si una merienda duró 3 horas, no queremos pensar lo que puede durar el brunch que nos vamos a regalar.

Granja Petitbo, Passeig de Sant Joan nº82, Barcelona, 93 2656503